Connect with us

Mundo

Evo Morales, Rafael Correa y el ocaso de los dictadorzuelos

editor02

Publicado

on

“Dictadorzuelo”, fue Luis Almagro quien introdujo el término en nuestra conversación. Denota un autócrata devaluado, una suerte de aspirante que no alcanza a ser un dictador hecho y derecho. Un tirano chaplinesco, por lo absurdo, pero no menos cruel en su arbitrariedad. Contrasta con los burócratas de Wajda, donde el poder es frío, cristalizado en el aparato del Estado-partido y su juridicidad.

La metáfora cinematográfica para ilustrar el punto. En mayo de 2016 Almagro había dicho que si Maduro impedía el referendo revocatorio, según manda la Constitución, se convertiría en “un dictadorzuelo más”. Y así ocurrió nomás, aún al precio de la legalidad establecida por su propia Constitución, la de 1999, la Bolivariana, la de Chávez.

Es un rasgo inequívoco del deterioro de estos regímenes: construyen una estructura legal a voluntad, reescriben constituciones y reorganizan el Estado a discreción, para quebrantar ese orden ellos mismos al poco tiempo. No se trata de una autocracia normada; es decir, anclada en instituciones y leyes como es en el totalitarismo y en algunos autoritarismos (Franco y Pinochet, por ejemplo). Eso los hace meros dictadorzuelos.

A la par del petróleo, fue un producto de exportación bolivariano. De ahí que surgieran imitadores reproduciendo el mismo ciclo: una fase inicial de auge basado en la bonanza de precios, la caída posterior ante el agotamiento de recursos y el consiguiente aumento del costo de mantenerse en el poder, obligándolos a recurrir a trucos y artimañas para tal efecto, cuando no directamente a la coerción.

Originalmente benévolo, el líder (populista, si es del gusto del lector, término acerca del cual soy agnóstico) ahora se transforma en dictadorzuelo. Ya no le alcanza con su carisma y el reparto demagógico. Ahora se hace necesario corromper jueces, perseguir periodistas, amañar elecciones e ignorar la legalidad—por ellos mismos diseñada, insisto—para quedarse más tiempo del estipulado; el infaltable rasgo de familia. O bien partir para recuperar oxígeno y volver más tarde, intentando recrear el mismo esquema.

En versión vernácula de “l’État, c’est moi”, patrimonialismo caribeño—o andino, si se prefiere—en lugar de absolutismo francés, es un Estado que funciona como propiedad privada en el uso de los recursos y de los símbolos y rituales por igual, como en el cuadro de un Bolívar parecido a Chávez. O como la carta de José de San Martín a Bernardo O’Higgins encontrada en la residencia de Cristina Kirchner en Calafate; en tal caso un patrimonialismo patagónico.

Inevitablemente, llega el momento en que se convierten en un pasivo para sus mismos seguidores, es la fatídica señal del ocaso. Como Evo Morales, hoy un problema insoluble para su propio partido.

La fórmula Arce-Choquehuanca venció en octubre de 2020 en primera vuelta, un resultado anómalo en el contexto de la tendencia registrada desde febrero de 2016 en el plebiscito, en octubre de 2019 en la elección dolosa, y en marzo-abril de 2021 en las subnacionales. En las tres derrotas Evo Morales fue el protagonista; en la única victoria, estaba en Argentina.

Una vez de regreso reconoció haber viajado a La Habana “a una reunión de planificación con Cuba y Venezuela”. Lo cual tuvo efectos en la derrota electoral del 7 de marzo y cuya repuesta, a su vez, fue cooptar el Poder Judicial para absolver amigos y perseguir adversarios políticos vulnerando sus derechos. El caso más notable—pero no el único—es el de la expresidente Jeanine Áñez.

De ahí el desastre electoral del MAS en la segunda vuelta de las regionales, frente a lo cual Morales convocó a una “reunión de emergencia” para tratar la crisis del partido, según informa la prensa. Curioso, en realidad la crisis del partido es él mismo, marioneta del castro-chavismo y dictadorzuelo en el ocaso. Lo mejor que puede hacer el MAS para ser viable en democracia es distanciarse de él.

Todos hechos relevantes para Ecuador, pues tuvieron impacto en la reciente contienda electoral. Al mismo tiempo que aumentaba la temperatura en las campañas de Lasso y Arauz, Delfin de Rafael Correa, se desplegaba la persecución político-judicial en Bolivia. En paralelo y como caja de resonancia boliviana los renombrados trolls de Correa posteaban tweets intimidatorios hacia sus adversarios sin diferenciación alguna entre ellos.

La posibilidad de una persecución similar en Ecuador—y la hipótesis de la exoneración y el regreso de Correa, hoy sentenciado y prófugo—comenzó a tomar visos de realidad. Las amenazas correístas empujaron el discurso de Lasso hacia el centro, acercándolo a grupos feministas, ambientalistas, artistas y la comunidad LGTB. Es improbable que Evo Morales sepa que tuvo una participación importante en la elección; la de Ecuador, esto es.

La diferencia inicial a favor de Arauz, que había comenzado a acortarse, se evaporó por completo en los últimos días. Lasso venció 52.5% a 47.5%. Se dice que el voto por él fue “útil”, para evitar el regreso del correísmo. Pues en nada desmerece su victoria, esa es precisamente la lógica centrípeta del sistema francés de doble vuelta: ser aceptable para quienes votaron por otro en la primera y ensanchar el centro. Estabiliza.

Esa misma noche el país y el mundo vieron un triunfador magnánimo y un derrotado digno. Lasso informó que Arauz lo había llamado para felicitarlo por la victoria, que conversaron amablemente y acordaron trabajar juntos para bien de los ecuatorianos. Son los exquisitos rituales de la democracia, infrecuentes en esta parte del mundo. De pronto, Correa quedó solo y tuvo que hacer lo inimaginable en él y reconocer la derrota.

Ecuador tiene la oportunidad de reconstruir su sistema político, con partidos representativos y en el marco de la normalidad constitucional, con separación de poderes, alternancia y vigencia de los derechos humanos. Lasso debe continuar el trabajo de Lenin Moreno, quien a pesar de la constante desestabilización del correísmo logró salvaguardar la democracia. La fragmentación parlamentaria surgida de la elección exige cautela y sensatez, estadistas además de políticos.

Pero claro que para que todo ello sea realidad una condición es necesaria: que Arauz deje de ser Delfín, que asuma un liderazgo opositor pro-sistema y que deje a Correa donde está, así como lo abandonó al llamar a Lasso y reconocer su victoria con elegancia. Que ese sea el testimonio del ocaso de los dictadorzuelos y la lección para toda una región.

Nota: agradezco a @bonilcaricatura por la ilustración que acompaña esta columna.

Seguir leyendo

Mundo

Coronavirus en Brasil: la tercera parte de los adultos de San Pablo contrajo COVID-19

editor02

Publicado

on

Por

La tercera parte de los adultos residentes en San Pablo, la mayor ciudad brasileña y sudamericana y una de las más castigadas por la pandemia del COVID-19 en el mundo, ya contrajo coronavirus, según un estudio serológico divulgado este jueves por la Alcaldía.

El estudio mostró que el 33,5 % de 5.760 personas cuya sangre fue analizada, es decir uno de cada tres paulistanos con más de 18 años, había entrado en contacto con el virus, explicó el secretario municipal de Salud, Edson Aparecido.

Teniendo en cuenta el margen de confianza del estudio, el porcentaje de adultos de San Pablo que pudo haberse contagiado llega al 37,1 %.

San Pablo, con 12,3 millones de habitantes, es la ciudad de Brasil más afectada por la pandemia, con 28.715 muertes y cerca de 1,09 millones de casos.

De acuerdo con la Alcaldía, el 33,5 % medido en el estudio de abril es el mayor porcentaje de contagiados en los cinco estudios serológicos realizados hasta ahora.

En el anterior estudio, en febrero pasado, el 25 % de la población adulta paulistana había entrado en contacto con el virus. En junio del año pasado, cuando fue realizado el primer estudio, el porcentaje era del 9 %.

El estudio mostró que el 33,5 % de 5.760 personas cuya sangre fue analizada, es decir uno de cada tres paulistanos con más de 18 años, había entrado en contacto con el virus (EFE/ Fabio Motta/Archivo)El estudio mostró que el 33,5 % de 5.760 personas cuya sangre fue analizada, es decir uno de cada tres paulistanos con más de 18 años, había entrado en contacto con el virus (EFE/ Fabio Motta/Archivo)

Se trata de un número altísimo y está relacionado con la circulación de la cepa P.1”, explicó Aparecido al hacer referencia a la llamada variante brasileña, que surgió en la Amazonía en noviembre pasado y que es actualmente la responsable por la mayoría de los contagios en Brasil.

Pese a que aún se desconoce si esta variante es más mortal, los estudios indican que es al menos tres veces más contagiosa que la original.

Según el secretario, la prevalencia de esta variable en las transmisiones también cambió el perfil de los infectados por el virus, ya que la franja de edad actualmente con mayor incidencia de la enfermedad es la de entre 18 y 34 años, con el 35,1 % de los casos, seguida por el grupo de entre 35 y 49 años, con el 28,7 %.

Con la P.1 tuvimos aumento de los casos entre los llamados jóvenes adultos, de entre 20 y 55 años de edad”, afirmó Aparecido, quien reconoció igualmente que el inicio de la campaña de vacunación ayudó a reducir la incidencia entre los mayores de 80 años.

Según el estudio, la mayor parte de los adultos en cuya sangre fueron detectados anticuerpos para el COVID-19 (es decir que habían entrado en contacto con el virus) no manifestó síntomas de la enfermedad.

Fuera de este 56,1 % de asintomáticos, un 37,2 % necesitó ser internado en unidad de cuidados intensivos y un 17,2 % tuvo que ser conectado a respiradores artificiales.

La situación de San Pablo refleja la gravedad de la pandemia en Brasil, actualmente el segundo país en número de muertes por COVID-19, detrás de Estados Unidos, con cerca de 430.000 víctimas, y el tercero en contagios, después de EEUU e India, con 15,4 millones de casos confirmados.

Seguir leyendo

Mundo

Según expertos británicos, retrasar la segunda dosis de Pfizer generaría más inmunidad contra el COVID-19

editor02

Publicado

on

Por

A medida que más gente es vacunada contra el coronavirus, más estudios científicos se realizan para obtener más precisión de sus beneficios a largo plazo. La respuesta de los anticuerpos en personas mayores de 80 años es tres veces y media mayor en quienes reciben la segunda dosis de la vacuna Pfizer COVID-19 después de 12 semanas en comparación con quienes la reciben en un intervalo de tres semanas, encuentra un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Birmingham en colaboración con el Public Health England.

El estudio, apoyado por el Consorcio de Inmunología de Coronavirus del Reino Unido, abarca a 175 personas que tenían más de 80 años y vivían de forma independient. La vacuna Pfizer fue autorizada originalmente para un intervalo de tres semanas entre dosis; sin embargo, varios países, incluido el Reino Unido, optaron por ampliar esto a un intervalo de 12 semanas para permitir que un mayor porcentaje de la población reciba una dosis de vacuna más rápido.

La investigación encontró que extender el intervalo de la segunda dosis a 12 semanas aumentó 3.5 veces la respuesta máxima de anticuerpos específicos del pico de SARS-CoV-2 en comparación con aquellos que recibieron la segunda vacuna a las tres semanas. Aunque las respuestas inmunes celulares máximas fueron menores después de la segunda vacuna retardada, las respuestas fueron comparables entre los grupos cuando se midieron en un momento similar después de la primera dosis.

Las vacunas contra el SARS-CoV-2 han sido notablemente efectivas para brindar protección a gran escala contra infecciones y enfermedades sintomáticas -  REUTERS/Kathleen FlynnLas vacunas contra el SARS-CoV-2 han sido notablemente efectivas para brindar protección a gran escala contra infecciones y enfermedades sintomáticas – REUTERS/Kathleen Flynn

El equipo concluyó que extender la administración de la segunda vacuna de Pfizer a 12 semanas potencialmente mejora y extiende la inmunidad de los anticuerpos, que se cree que es importante en la neutralización del virus y la prevención de la infección. La investigación, que se ha publicado como una versión preliminar y, por lo tanto, no ha sido revisada por pares, fue financiada conjuntamente por Investigación e Innovación del Reino Unido (UKRI) y el Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIHR) y apoyada por la Sociedad Británica de Inmunología.

La primera autora, la doctora Helen Parry, profesora clínica académica del NIHR en la Universidad de Birmingham, dijo: “Las vacunas contra el SARS-CoV-2 han sido notablemente efectivas para brindar protección a gran escala contra infecciones y enfermedades sintomáticas, pero quedan muchas preguntas con respecto a su administración óptima para provisión de inmunidad efectiva y sostenida. Esta es la primera vez que se estudian las respuestas celulares y de anticuerpos cuando se administra la segunda vacuna después de un intervalo prolongado. Nuestro estudio demuestra que las respuestas máximas de anticuerpos después de la segunda vacuna de Pfizer mejoran notablemente en las personas mayores cuando se retrasa hasta 12 semanas”.

Según la experta, “esta investigación es crucial, especialmente en las personas mayores, ya que las respuestas inmunitarias a la vacunación se deterioran con la edad. Comprender cómo optimizar los programas de vacunación COVID-19 y maximizar las respuestas inmunitarias dentro de este grupo de edad es de vital importancia“.

Los hallazgos de la investigación pueden ser importantes en el desarrollo de una estrategia de vacunación global - REUTERS/Hannah BeierLos hallazgos de la investigación pueden ser importantes en el desarrollo de una estrategia de vacunación global – REUTERS/Hannah Beier

Paul Moss, profesor de hematología en la Universidad de Birmingham e investigador principal del Consorcio de Inmunología de Coronavirus del Reino Unido indicó que “las respuestas de anticuerpos mejoradas observadas después de un intervalo prolongado pueden ayudar a mantener la inmunidad contra COVID-19 a largo plazo y mejorar la eficacia clínica de esta poderosa plataforma de vacunas. “Los hallazgos de nuestra investigación pueden ser importantes en el desarrollo de una estrategia de vacunación global, ya que la extensión del intervalo de la segunda dosis de la vacuna en personas mayores puede reducir potencialmente la necesidad de vacunas de refuerzo posteriores”, aseguró.

La investigación vio al equipo tomando muestras de sangre para análisis en el laboratorio después de la primera vacuna de los participantes y luego nuevamente dos o tres semanas después de que los candidatos habían recibido su segunda vacuna. De la cohorte, 99 participantes recibieron la segunda vacuna a las tres semanas, mientras que 73 recibieron la segunda dosis a las 12 semanas. Los participantes que tenían una infección previa (10 en el grupo de intervalo de tres semanas y cinco en el grupo de intervalo de 12 semanas) fueron excluidos del análisis ya que se ha demostrado que la infección previa tiene un impacto importante en la respuesta inmune a la vacunación.

Después de su segunda vacuna, se detectaron anticuerpos específicos contra picos en todos los participantes, sin importar qué tan separados estuvieran sus dosis. Sin embargo, después de la segunda vacuna, la concentración media de anticuerpos fue 3,5 veces mayor en el grupo de intervalo de 12 semanas (4.030 U / ml) en comparación con el grupo de intervalo de tres semanas (1.138 U / ml). En relación con la respuesta inmune celular (o de células T), que juega un papel importante en el apoyo y mantenimiento de la producción de anticuerpos, el equipo encontró que dentro del grupo de intervalo de tres semanas, el 60% tuvo una respuesta celular confirmada a las dos o tres semanas después la segunda vacuna, aunque esto se redujo a solo un 15% entre ocho y nueve semanas después.

De la cohorte de ancianos de más de 80 años, 99 participantes recibieron la segunda vacuna a las tres semanas, mientras que 73 recibieron la segunda dosis a las 12 semanas - REUTERS/Dado RuvicDe la cohorte de ancianos de más de 80 años, 99 participantes recibieron la segunda vacuna a las tres semanas, mientras que 73 recibieron la segunda dosis a las 12 semanas – REUTERS/Dado Ruvic

La proporción de participantes que mostraron una respuesta celular en el grupo de intervalo de 12 semanas fue solo del ocho por ciento de cinco a seis semanas después de la primera vacuna, pero aumentó al 31% dos o tres semanas después de la segunda vacuna. Se requiere investigación para explorar más a fondo estas variaciones en las respuestas. El doctor Gayatri Amirthalingam, epidemiólogo consultor de PHE, dijo: “Las respuestas de anticuerpos más altas en personas que reciben dos dosis de la vacuna Pfizer usando un intervalo extendido de 12 semanas brindan más evidencia de apoyo de los beneficios del enfoque del Reino Unido para priorizar la primera dosis de vacuna. Este análisis muestra mejores respuestas de anticuerpos en aquellos que recibieron su segunda dosis a las 12 semanas en comparación con el programa estándar de 3 semanas.

“Es vital que acepte la oferta de vacunación, ya que es la mejor manera de protegerse a sí mismo y a su comunidad y ayudarnos a salir de la pandemia”, reafirmó Amirthalingam.

El profesor Moss agregó: “Adoptar un enfoque colaborativo para la investigación a través del Consorcio de Inmunología de Coronavirus del Reino Unido y los Estudios Básicos Nacionales nos ha permitido impulsar nuestro conocimiento a un ritmo increíble y desarrollar nuestra comprensión de cómo los diferentes componentes del sistema inmunológico responden a las vacunas COVID. Este conocimiento nos permitirá optimizar los protocolos de vacunación y maximizar la protección contra el SARS-CoV-2 dentro de nuestra población “.

Seguir leyendo

Mundo

¿Me puedo contagiar de dos cepas de COVID-19 distintas?

editor02

Publicado

on

Por

Si hay algo que el coronavirus no le falta es la novedad y el cambio permanente, que a su vez se van dando con tiempos distintos a lo largo de todo el planeta. El lunes pasado, detectaron por primera vez en Argentina, las variantes de la India y Sudáfrica. Los casos, se supo, fueron derivados para cumplir el aislamiento en hoteles y se informó a las jurisdicciones para que realicen el seguimiento de los contactos estrechos.

El Ministerio de Salud de Nación confirmó el diagnóstico de SARS-CoV-2 con secuenciación de variantes prioritarias en tres viajeros, en dos casos se trata de las variantes B.1.617.2 y B.1.617.1 (originariamente aislada en India) y en un tercero de la variante B.1.351 (originariamente aislada en Sudáfrica).

“Desde que iniciamos la vigilancia de secuenciación genómica en viajeros, hemos identificado variantes denominadas prioritarias en casi el 50% de los casos positivos, pero, esta es la primera vez que encontramos las variantes B.1.617.2 y B.1.617.1 (originariamente aislada en India) y B.1.351 (originariamente aislada en Sudáfrica)”, indicó Analía Rearte, directora Nacional de Epidemiologia e Información Estratégica del Ministerio de Salud de la Nación.

De esa secuenciación surge que, en los dos primeros casos -en dos menores de edad procedentes de París y residentes de Ciudad de Buenos Aires-, se halló la variante B.1.617.2 y B.1.617.1 (originariamente aislada en India); mientras que en el tercero -en una persona de 58 años, procedente de España y residente de la provincia de Río Negro- se aisló la variante B.1.351 (originariamente aislada en Sudáfrica).

Ahora bien, teniendo en cuenta la llegada de estas variantes -y las que ya circulan desde antes en Argentina- ¿puede suceder que me contagie de dos cepas distintas? La respuesta es: Sí.

"Las posibilidades de contagio con dos cepas es posibles, pero infrecuente", dice a Infobae Hugo Pizzi, médico infectólogo, epidemiólogo y magister en salud pública
 EFE/ Luis Angel Gonzales/Archivo
“Las posibilidades de contagio con dos cepas es posibles, pero infrecuente”, dice a Infobae Hugo Pizzi, médico infectólogo, epidemiólogo y magister en salud pública EFE/ Luis Angel Gonzales/Archivo

“Las posibilidades de contagio con dos cepas es posibles, pero infrecuente. Tienen que darse circunstancias muy especiales”, dice a Infobae Hugo Pizzi, médico infectólogo, epidemiólogo y magister en salud pública.

Lautaro De Vedia, infectólogo, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, coincide: Potencialmente es factible que uno se contagie por una cepa y luego por otra”. Y puntualiza de inmediato: “Incluso se puede dar simultáneamente”.

Ahora, otra pregunta que surge es: ¿cómo se puede manifestar esta reinfección con cepas distintas? “Lo vamos a ir aprendiendo con el tiempo. Aún seguimos aprendiendo con manifestaciones raras, prolongadas, distintas, más graves, así que todo es posible”, dice De Vedia a Infobae.

Y agrega: “Por eso es muy importante que podamos reducir la reducción del virus, mejorando la taza de vacunación. Se que esto es una grito en el desierto. Pero es lo único que nos va a salvar mas allá de las medidas de asilamiento, de si hay clases o no, todo eso son parches. Lo único que nos va a servir realmente es que el virus deje de multiplicarse”.

Dice Pizzi: “Hay cosas que aún ignoramos. Existe los que padecieron la enfermedad y se reinfectaron con otra variante. En general según lo descripto y publicado hoy, es que no son cuadros graves porque el sistema defensivo tiene memoria”, completa Pizzi.

"No es imposible pero es difícil de evaluar en el mismo momento a esa persona habría que hacerle un estudio más profundo, secuenciar el genoma de ese paciente y ver si son dos cepas diferentes", dice uno de los expertos  REUTERS/Chris Aluka Berry“No es imposible pero es difícil de evaluar en el mismo momento a esa persona habría que hacerle un estudio más profundo, secuenciar el genoma de ese paciente y ver si son dos cepas diferentes”, dice uno de los expertos REUTERS/Chris Aluka Berry

Darío Álvarez, virólogo y bioquímico, dice a Infobae por su parte: No es imposible pero es difícil de evaluar en el mismo momento a esa persona habría que hacerle un estudio más profundo, secuenciar el genoma de ese paciente y ver si son dos cepas diferentes. Yo nunca escuché de una infección con dos cepas a la misma vez. Sí puede ocurrir una reinfección, es decir, tuvo una vez COVID y luego tuvo una reinfección con otra cepa. Todavía hablar de reinfección y dar números es muy temprano porque hay pocos casos reportados a nivel mundial”

Álvarez asegura que con estas nuevas cepas, tanto la sudafricana como la de la India, “se puede llegar a tener reinfecciones con dos cepas porque al ser el Coronavirus un virus que muta, va tardar más tiempo en generar mas cepas y mutaciones, y capaz respuestas inmunes naturales que se originan por una infección de COVID. Se han encontrado pacientes que tuvieron una infección leve con una cepa y cuando tuvieron una reinfección fue mas grave, un poco mas potentes. En eso casos también se da porque no se genera una respuesta inmunológica más fuerte, entonces al tener la reinfección, tiene síntomas mas floridos de COVID”.

Científicos de Brasil informaron en marzo pasado el caso de dos personas que se infectaron simultáneamente con dos variantes diferentes de SARS-CoV-2. Según trascendió esta coinfección pareció no tener ningún efecto sobre la gravedad de la enfermedad de los pacientes y ambos se recuperaron sin necesidad de ser hospitalizados.

Aunque este es uno de los pocos casos de este tipo registrados con SARS-CoV-2, y el estudio aún no se ha publicado en una revista especializada, los científicos han constatado infecciones con múltiples cepas de otros virusrespiratorios, como el de la influenza.

Seguir leyendo
Advertisement
Advertisement

APP CN38TV BAJATE

Tendencias