Connect with us

Hi, what are you looking for?

POLICIALES

“Me arruinás, gil”: el ataque a balazos que pone al desnudo la ley de los búnkeres en Rosario

La escucha de una conversación entre lugartenientes de Los Monos reveló los códigos delictivos de la banda. “Le deben plata al rey”, argumentó uno tras la balacera en el que resultaron heridos cuatro consumidores, uno de ellos de gravedad.

“Si tiran un tiro en lo de Marilú, mirá, por mis cinco hijos, voy a lo de la Bibi y le digo que fuiste vos”. Así, una mujer que regenteaba un búnker de Los Monos le advertía al encargado de ese territorio las consecuencias que tendría el atentado que planeaba, desde prisión, a una boca de expendio vecina, ambas ubicadas alrededor de una canchita de fútbol de Rosario.

La que avisaba era Romina Berón y el destinatario del mensaje, su ex Nelson “Pandu” Aguirre, un pesado del narcotráfico preso por un homicidio en Villa Banana. “Marilú”, el apodo de un dealer que tenía una deuda con la organización.

En tanto, “La Bibi”, es Rosa Bibiana Montero, pareja de Ariel “El Viejo” Cantero, fundador de Los Monos y líder de una asociación ilícita dedicada a cometer una gama amplia de delitos, vinculados a la violencia del narcotráfico. Ambos fueron detenidos, tras una investigación en manos de los fiscales Franco Carbone y Valeria Haurigot que develó la existencia de una asociación ilícita dedicada a microtráfico, extorsiones y balaceras.

Es así que los detectives develaron que Bibi y El Viejo estaban en lo alto de la pirámide, aunque no sabían de todas las decisiones que tomaban sus subalternos, como Pandu, a cargo de los búnkeres que rodeaban la canchita de la calle Cerrillos al 3800.

Desde el pabellón en el que estaba alojado, el gerente narco manejaba, a través de delegados, la venta y administraba los recursos: armas, sicarios, dinero.

El líder de Los Monos Ariel Cantero está detenido en Santa Fe. (Foto: gentileza Rosario3).
El líder de Los Monos Ariel Cantero está detenido en Santa Fe. (Foto: gentileza Rosario3).

Una delegada era Romina Berón, exesposa de Pandu. La chica, madre de cinco hijos, tenía pulsera y prisión domiciliaria, pero de todos modos continuaba al frente del “kiosco” que vendía para esa facción de la narcobanda rosarina. El permiso para esa actividad, según se desprende de las escuchas, lo consiguió tras la promesa de un pago de un 1,5 millones de pesos a los líderes.

Las conversaciones que Pandu tuvo desde la cárcel de Coronda, que fueron intervenidas por la Policía de Santa Fe, resultaron claves para determinar los roles en la estructura narco.

En este caso, el ladero de Los Monos planeaba asesinar a alguno de los consumidores que compraba a Marilú para “marcar” el búnker. Esto es, anularlo.

A la vez, dejaría claro el mensaje: las deudas entre narcos se pagan con muerte. Solo que, al menos en esta oportunidad, Pandu no contaba con el permiso de sus jefes. Y Romina Berón lo sabía. Intuía, a la vez, las consecuencias.

Cómo un ataque narco puso al descubierto la estructura de “El Viejo” Cantero y Bibiana Montero

Las conversaciones entre Romina Berón y Pandu, condenado a 16 años de cárcel, son parte de la evidencia por la tentativa de homicidio que fue registrada el 3 de diciembre pasado, cerca de las ocho de la noche, en cercanías a “El Arco”, un búnker sobre la calle Cerrillos al 3800 y ubicado -efectivamente- en uno de los extremos de una cancha de 11, donde “a veces” se juega al fútbol.

Pandu pretendía asesinar a un comprador de uno de los expendios de droga en el territorio que le había sido asignado, a modo de ajuste de cuentas por una deuda. No sabía que lo estaban escuchando.

Según se desprende de las intervenciones telefónicas, al narco no le hizo ruido la amenaza de Romina Berón.

“¿Sabes qué pasa si vos tirás un tiro ahí? Yo no le doy de comer a mis hijos, re corta, es con lo único que comemos”, le recrimina la joven madre, preocupada por los 1,5 millones de pesos que le debe a los jefes del grupo por el permiso que le dieron para abrir su propia boca de expendio.

Pese al aviso, Pandu llevó a cabo su plan, el 4 de diciembre último, amparado por un supuesto respaldo mayor al invocado por Berón: el de Ariel “Guille” Cantero, reconocido como el principal jefe de la organización narcocriminal.

“Le deben plata al rey”, argumentó tras el ataque a balazos en el que resultaron heridos cuatro consumidores, uno de ellos de gravedad.

“Me arruinas a mí, pedazo de gil”, le reclamaba Berón, en prisión domiciliaria y monitoreada con pulsera electrónica.

El conflicto se generó por la cercanía entre el “kiosco” regenteado por Romina Berón y el del apodado Marilú, ambos bajo la órbita de Pandu y, más arriba, del fundador de Los Monos y de su pareja.

El ataque no solo dejaría fuera de juego al dealer que no había cumplido con sus compromisos, sino también a Romina Berón, que es acusada, además, de estar a cargo de la custodia de armas y municiones de la facción, junto a sus hermanos Jesica y Rodrigo Berón.

En última instancia, el atentado planeado por Pandu comprometería a “El Viejo”.

“Le pegaron a gente que nada que ver”, la reacción tras el ataque al búnker

“Como bardeaste, estás re loco dejaste tirado como a cuatro afuera de Marilú. Ya sabe la Bibi, por mis cinco hijos que los tenga que llevar al Cementerio de la Piedad a enterrarlos yo misma. Le pegaron a gente que nada que ver, que ni siquiera estaba en el kiosco, boludo. ¿No te das cuenta que está lleno de comando?”, le recrimina Romina Berón a Pandu en referencia a la policía.

La comunicación continuó por la madrugada. “Tuve que cerrar El Arco, ahí están los del Guille y los de la Bibi, todos. ¿Me escuchás? Quieren hablar con vos. Te dije, hijo de puta, cien paquetes tiré”, se lamenta Berón en el teléfono sobre la droga que debió descartar.

“Dale, porque te van a matar a todos los pibes, loco. En serio, dejá de hacerte el mafioso”, le insiste a su ex.

En las conversaciones posteriores se puede entrever que los líderes de Los Monos, mencionados como “el hombre” y “la mujer del hombre” están molestos con los dealers por los constantes conflictos en esa zona.

“Ustedes saben que está todo podrido y se la mandan, se la mandan y nos siguen ensuciando a nosotros. Yo no voy a dejar que rompan de nuevo mi casa por las cagadas que se mandan ustedes”, se puede escuchar a “la señora” que deja bien claro que no dejaría que “se lo lleven a él”, en referencia al fundador de Los Monos.

“Lo podrían haber arreglado de otra manera”, le recriminó “Bibi”.

Cuatro meses más tarde, la predicción se volvió realidad: agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y la Agencia de Inteligencia Criminal (AIC) detuvieron a 22 personas, entre ellos, a los jefes.

El plan del sicario de “Pandu” para matar a un consumidor: “50 mil palos al que activó, 25 al piloto y yo me quedo con 25″

Pandu elaboró el plan desde prisión con la ayuda de Brenda “la Morocha” Barboza, su novia y encargada de otro búnker de la zona.

Según la investigación, el ladero de Los Monos ordenó el ataque a balazos a Nazareno Ariel Gauna, una especie de lugarteniente que contactó y le pagó a los sicarios. En esta oportunidad, el encargo se realizó a cambio de 100 mil pesos.

50 mil palos al que activó, 25 al piloto y yo me quedo con 25″, le dice “Naza” al narco preso en Coronda, una vez concretada la balacera.

El plan se había terminado por cerrar en la casa “La Morocha”, la actual novia de Pandu, al tanto del plan para amedrentar a Marilú y de su cercanía con el “kiosco” a cargo de Romina Berón.

Enojada, le había pedido a su pareja que no utilice su casa como centro de operaciones, pero el narco no le hizo caso.

Brenda "La Morocha" Barboza, detenida por un intento de homicidio. (Foto: Facebook).
Brenda “La Morocha” Barboza, detenida por un intento de homicidio. (Foto: Facebook).

¿Y qué te pensás, que te voy a quemar tu casa, amiga?”, le responde Pandu a su novia cuando se queja de la presencia de “Naza” en su domicilio, ubicado en la calle Biedma al 2800 y que funciona como punto de venta.

“Están por hacer unas cosas y se van”, le miente Pandu para tranquilizarla. De todos modos, utilizaría la vivienda como centro logístico para la balacera. Fue la propia Brenda la que entregó a “Naza” los 100 mil pesos para pagarle a los sicarios.

En ese mismo lugar, “Naza” entregó el arma a los autores del ataque y esperó por sus resultados, mientras se mantenía en comunicación con su “jefe”, a través del hermano de Brenda, Jorge Barboza, compañero de pabellón de Pandu.

Para los investigadores, Brenda Barboza , la novia del gerente de búnkeres de Los Monos, “se encarga de una gran cantidad de operaciones llevadas a cabo en su domicilio, incluyendo, transacciones en la que se involucran grandes sumas de dinero en efectivo, comercio de estupefacientes donde se utilizaría de fachada el local comercial tipo “Kiosco/Almacén”.

“En ocasiones, también es la encargada de cobrar sumas de dinero en efectivo a distintas personas a cambio de ‘habilitarle’ la zona para la comercialización de material estupefaciente”, describieron los fiscales cuando la imputaron.

En la venta de drogas de la casa de Biedma, tendrían participación Viviana Camejo, madre de Barboza, y su cuñada, Ailen Centurión, quienes fueron apresadas como parte de la asociación ilícita liderada por Cantero.

El homicidio de un chico de 19 años que podría estar relacionado con las detenciones del fundador de Los Monos y su pareja

A fines de abril último, “El Viejo” Cantero fue detenido en su casa junto a Bibiana Montero, en medio de allanamientos por asociación ilícita, extorsiones, balaceras y la tentativa de homicidio en “El Arco”. En ese procedimiento se encontraron, además, cajas de alimentos de la municipalidad a disposición de los narcos.

La actual esposa y la ex de Pandu, Brenda Barboza y Romina Berón -el personaje con el que empezó esta nota- fueron detenidas en los allanamientos en los que cayeron Bibiana Montero y “El Viejo” Cantero.

Luego de la audiencia imputativa y varias llamadas con amenazas a los fiscales, en las que exigían la liberación del fundador de Los Monos, un crimen inquietó a los investigadores: el de Ismael Barboza, hermano de Brenda Barboza.

Ismael Barboza, el chico de 19 años asesinado por sicarios. (Foto: TN).
Ismael Barboza, el chico de 19 años asesinado por sicarios. (Foto: TN).

Tras un llamado al 911, el chico de 19 años fue encontrado por la policía muerto en su cama de la calle Biedma. En la habitación encontraron dos vainas 9 mm, aunque el cuerpo presentaba múltiples heridas de bala.

Los investigadores creen que el crimen podría tener relación con las detenciones en la que cayó el fundador de Los Monos.

You May Also Like

Provincia

Es el único sistema desarrollado por una provincia con las características de contemplar todo el proceder administrativo dispuesto en las normas de procedimiento administrativo....

Tecnología

Se trata de un prototipo del teléfono, el segundo que aparece en Internet esta semana. Se espera la serie Pixel 7 debute en octubre.

Provincia

El gobernador Jorge Capitanich dio inicio, este martes 1 de marzo, a un nuevo período de Sesiones Ordinarias de la Cámara de Diputados del...

CHICA HOT

Se fotografió con un modelo estampado y el gorro de moda en blanco: “Disfrutando de Mar Del Plata“, bromeó.