Connect with us

Hi, what are you looking for?

Politica

La oposición cuestiona el ingreso a la Ruta de la seda y complica el vínculo con China

Hubo pedidos de informes y críticas de Faurie. “Son cínicos”, los cruzó Vaca Narvaja. ¿Carrió pide romper relaciones?

Como pocas veces cuando se trata de un tema de relaciones exteriores, Juntos por el Cambio se unió para atacar a Alberto Fernández por la incorporación del país a la Ruta de la Seda, un mega proyecto de infraestructura de China al que adhirieron 144 países y promete inversiones en el país por 23.700 millones de dólares.

Si bien el acuerdo no pasaría aún por el Congreso, por tratarse de una carta de intención y no de un tratado bilateral, los legisladores del principal frente opositor exigieron detalles al canciller Santiago Cafiero. Y quien ocupó su lugar durante el gobierno de Mauricio Macri, Jorge Faurie, dijo sin vueltas que la firma debió haberse evitado.

De esta manera, en Juntos no garantizan la continuidad de los proyectos con financiamiento chino contemplados con la adhesión a la Ruta de la Seda, en caso de recuperar el gobierno en 2023. Todo un cimbronazo para relación bilateral.

No sólo eso: un pedido de informes los diputados de la Coalición Cívica, el partido de Elisa Carrió, cuestionaron el vínculo con China por los supuestos riesgos de cederle el despliegue de la red 5G y las denuncias por pesca ilegal de barcos de ese país, dos habituales alarmas de la diplomacia de Estados Unidos.

La otra convocatoria al canciller fue realizada por los senadores de Juntos por el Cambio, liderados por el presidente del interbloque, el radical Alfredo Cornejo.

Desde Beijing, el embajador Sabino Vaca Narvaja no salía de su asombro por el ataque de la oposición. “Escuché a Faurie con un cinismo importante. Macri participó de 2 reuniones por la Ruta de la Seda”, recordó.

Maximiliano Ferraro, presidente de la Coalición Cívica.

“Hay un cinismo muy grande, ellos endeudaron al país con una deuda obscena y lo que ahora firmamos para inversión involucra casi la mitad de lo que ellos nos endeudaron para especulación financiera”, acusó a Juntos.

La postura unificada del principal frente opositor contra de China no registra antecedentes cercanos, sobre todo porque si bien es cierto que Macri no llegó a firmar la Ruta de la Seda, le dio continuidad a los proyectos de capitales chinos iniciados en la gestión de Cristina Kirchner, como las represas hidroeléctricas de la patagonia.

Y pese a la presión de la diplomacia de Estados Unidos, o del mismo Donald Trump en su visita durante el G20 de 2018, nunca inició gestiones para cerrar la base espacial china en Neuquén, creada en 2015 por ley, que le concedió el terreno por 50 años.

Los diputados de la Coalición Cívica y los senadores de Juntos por el Cambio pidieron informes al canciller Santiago Cafiero sobre los acuerdos con China. Y abrieron focos de conflicto con el gigante asiático por temas como la base espacial en Neuquén, las denuncias por pesca ilegal o los riesgos del despliegue del 5G.

Recién en 2019, poco antes de ser elegido compañero de fórmula de Macri, el entonces senador peronista Miguel Pichetto presentó un proyecto de ley para crear una bicameral que supervise la zona. No mucho más.

En 2020, el Congreso sancionó por unanimidad dos leyes reclamadas por China e incorporadas al temario por Cristina Kirchner: la creación de un instituto cultural y la incorporación en el Banco de Inversiones de Asia. Los legisladores de Juntos por el Cambio votaron sin chistar.

Ese año, la diplomacia del Partido Comunista Chino inició gestiones para que Argentina se sume a la Ruta de la Seda, a la que adhirieron varios países de América Latina (como Uruguay, Chile, Costa Rica), pero no los dos más grandes: México y Brasil.

Los primeros zoom no fueron con la Cancillería sino con el presidente del Partido Justicialista José Luis Gioja, que estaba asesorado por Vaca Narvaja, un militante de La Cámpora afamado por estudiar la cultura del gigante asiático y que en diciembre fue designado embajador. La gestora de esas reuniones era la vicepresidenta.

La adhesión se firmó en la madrugada del domingo, durante la visita oficial de Alberto Fernández al presidente Xi Jinping, con la presencia de Cafiero y He Lifeng, presidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de la República Popular China. La foto no fue bien recibida entre los congresistas de Estados Unidos, pero tampoco en la oposición local.

“A lo largo de los cuatro años de la presidencia de Macri hemos hecho un esfuerzo para evitar llegar a este acuerdo, porque lo que tiene en consideración son los intereses de China, que quiere tener una presencia marcante en América Latina y África, por sobre otras potencias como Estados Unidos”, dijo Faurie en una entrevista radial.

El ex canciller advirtió que el mega proyecto tiene entre sus prioridades expandir el 5G en Argentina, “mientras que otros países, como Estados Unidos, quieren que no se acuda por esa línea y utilicen proveedores occidentales. Quieren que vayamos por el modelo chino de la nueva telefonía celular. Quedaríamos completamente chupados por China en este plano”.

El proyecto más ambicioso de la humanidad. Ya ha superado en volumen al Plan Marshall. Los países que se han incorporado han multiplicado su comercio con China. Tiene impacto comercial y en inversiones de infraestructura.

Vaca Narvaja le respondió: “Los que eligen el 5G son los operadores, Claro, Movistar, etc.. El gobierno define los estándares pero no quien es el proveedor. Hay una politización del tema porque todos saben que las empresas chinas están 2 años avanzadas frente a EEUU y Europa, pero en la historia fue al revés. Cuando hablaban de 2G, 3G, 4G no hablaban de donde eran, ahora el 5G es chino. Hay que tener cuidado”.

Y defendió la ruta de la seda, a la que calificó como “el proyecto más ambicioso de la humanidad. Ya ha superado en volumen al Plan Marshall.  Los países que se han incorporado han multiplicado su comercio con China. Tiene impacto comercial y en inversiones de infraestructura”.

Y prometió muchos proyectos “para cuidar la industria y el trabajo argentino frente a la importación china” como el de los autos eléctricos, con una ley presentada en Diputados hace unas semanas.

Pero el pedido de informes de la Coalición, impulsado por Mariana Zuvic, pone en jaque la relación bilateral con uno de los principales socios comerciales del país. Reclaman que Cafiero informe “las condiciones pautadas en esos documentos”, como también “los montos a invertir, intereses, pagos, plazos y todo otro compromiso asumido con el gobierno chino”, o “si existen negociaciones, documentos o condicionamientos secretos, confidenciales o reservados”.

 

Santiago Cafiero y He Lifeng, presidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de la República Popular China.

Y expresan su preocupación sobre “las actividades de pesca no reglamentada que realiza China en el área adyacente a la zona económica exclusiva argentina”. Consultan si fue un tema de la agenda del presidente en Beijing, con propuestas de  “condiciones al país para no avanzar en mecanismos bilaterales de gestión ecosistémica de los recursos del área”.

La pesca ilegal es la que se realiza dentro de la zona económica exclusiva del país, que se extiende por 200 millas desde la línea de base, y también es motivo de un reclamo de Estados Unidos a América Latina por un mayor control. Trump, cuando visitó Argentina, envió un comunicado en el que decía que Macri se comprometía a combatir “la actividad económica depredadora china”.

El el año pasado, la Guardia Costera estadounidense lanzó un operativo por la costa atlántica que tenía previsto llegar a Mar del Plata, pero se canceló antes tras una polémica con el entonces canciller Felipe Solá, quien anticipó que sólo aceptaría un recorrido protocolar.

El ex canciller de Mauricio Macri Jorge Faurie.

El tema es abordado por Graciela Camaño, diputada del interbloque federal, a través de un proyecto que declara zona protegida la región donde se hundió el submarino Ara San Juan y tiene entre sus propósitos proteger la plataforma continental. Está incluido en el temario de sesiones extraordinarias enviado por el presidente.

Los lilitos también exigieron detalles de la base militar china en Neuquén, que no formó parte de las agendas de Macri cuando visitó China. Y sobre el despliegue de 5G que ya había cuestionado Faurie.

Cornejo exigió precisiones de la Ruta de la Seda y saber si hay “algún tipo de proyecto de acuerdo o en negociación vinculado a cooperación espacial y si alguno de ellos implica el establecimiento de alguna base nueva en nuestro país o modificación de las condiciones de funcionamiento de las ya existentes”.

También reclaman detalles sobre cualquier acuerdo de cooperación “en materia de utilización de tecnología nuclear que no haya sido probada al momento”.

Y quieren conocer la “metodología de elección e instrumento de pago a utilizar respecto del contrato suscripto entre la empresa estatal Nucleoeléctrica Argentina (NASA) y la empresa china CNNC a través del cual se acordó que esta última provea a la primera una Central Nuclear de uranio enriquecido”. La mira está puesta en la firma del convenio para la construcción de Atucha III que llevó a cabo el gobernador Axel Kicillof.

 

“Es positivo estrechar lazos diplomáticos con naciones, fomentando con ello el apoyo político y económico recíproco. Esto no quita que desde el Ejecutivo se dé cuenta detallada de las gestiones y de las implicancias políticas y económicas que las mismas reportan para la Argentina”, cerró Cornejo. El debate llegará pronto a los recintos. Donde China ya no es bien recibida por todos.

Lo que te perdiste

Sociedad

A Lionel le amputaron una pierna y la ilusión de alentar a la Selección fue el motor que lo ayudó a levantarse. Tenía que...

Espectáculos

La conductora viajó al exótico país junto a su familia para presenciar el andar de la selección argentina en el mundial de fútbol

Espectáculos

La expareja del volante de la Selección habló tras la inesperada derrota contra Arabia Saudita en el estreno del Mundial de Qatar

Economia

Referentes del sector privado reclamaron previsibilidad, un plan económico a largo plazo y reducir el déficit fiscal. El ministro de Economía descartó una devaluación...