Connect with us

Hi, what are you looking for?

Economia

Explotó la máquina de imprimir billetes: avalancha de papeles de $1.000 le mete más presión al dólar

Por la estacionalidad de diciembre e inflación, se emitió en gran cantidad billetes. Expertos advierten que en enero se revierte la demanda de pesos

La impresión de los billetes de más alta denominación crece a pasos agigantados, y en todo 2021 superó su crecimiento a la inflación.

El impulso de diciembre a la mayor emisión por la necesidad estacional de más pesos para pagar distintos compromisos, por parte de las empresas e individuos, y los planes impulsados por el Gobierno en noviembre por las elecciones legislativas, generaron un crecimiento impactante.

Es decir, sólo en el último mes del año creció 25,2% la cantidad de billetes de $1.000 en circulación.

De hecho, en la segunda quincena de diciembre, el número de estos papeles se incrementó 14%.

Por lo tanto, en el último mes del año que acaba de terminar se pasó desde los 1332,1 millones de unidades con la imagen del hornero que estaban registradas a fines de noviembre pasado, hasta los actuales 1.668 millones de ejemplares.

En conclusión, en diciembre se imprimieron casi 336 millones de billetes de $1.000. 

Y al analizar todo 2021aumentó 80% el volumen de esta máxima denominación en circulación entre bancos y el público.

Por ende, superó al 50% de inflación registrado en el mismo período.

Esta cifra se traduce que en todo el año pasado se emitieron 742 millones de unidades del hornero, y se transformó, por lejos, en la denominación que más creció en 2021.

Le siguen muy atrás los papeles de $500, que aumentaron apenas en 219 millones de papeles más. O sea, un 20% de crecimiento en volumen en el año, para totalizar a fin de diciembre cerca de 1.274 millones de ejemplares.

La emisión de billetes de más alta denominación crece a pasos agigantados.

La emisión de billetes de más alta denominación creció a pasos agigantados en todo el año pasado.

Más pesos en la calle

 

La elevada emisión efectuada por el Banco Central durante el 2021 se sustenta en la elevada inflación, por los motivos electorales ya que se pusieron más pesos en “los bolsillos” de la gente, y por temas estacionales de diciembre.

Respecto a este último tema, sobre el final del año la economía requirió más cantidad de efectivo para cubrir gastos extraordinarios por las fiestas, vacaciones y pagos de deudas.

Por lo tanto, de forma directa, ello no generó más inflación, más allá que diciembre, estacionalmente, trae un alza mayor de los precios.

“Lo que genera inflación es cuando se emite más dinero de lo que la economía está demandando. Algo que no ocurrió en diciembre porque hubo más demanda de efectivo por las vacaciones, las fiestas, pagos de deudas, y el pago del medio aguinaldo. En ese contexto, sí se justificó que se deba emitir más”, explica a iProfesional el economista Camilo Tiscornia, director de C&T Asesores.

Esto quiere decir que si el Banco Central no emitiera más, “se presionaría sobre la tasa de interés, porque habría más demanda de efectivo y liquidez, por lo que al no haber tanto dinero disponible hubiese ocurrido una suba de las tasas”, completa.

En este sentido, Andrés Salinas, economista e investigador de la Universidad de La Matanza, grafica a iProfesional: “Históricamente, diciembre es un mes de alta demanda de pesos, tanto de las familias como de las empresas. Esta demanda la vemos reflejada en la baja de los dólares financieros, donde la serie histórica de las cotizaciones del dólar contado con liquidación y el MEP siempre disminuye de precio durante este mes”.

Algo que también ocurrió en todo diciembre pasado, ya que se registró una baja de casi el 6% de la cotización del contado con liquidación y casi 2% del dólar MEP.

La cantidad de billetes de $1.000 escaló 80% en todo 2021, y 25% en diciembre pasado.

La cantidad de billetes de $1.000 emitidos escaló 80% en todo 2021, y 25% en diciembre pasado.

Qué ocurre en enero

Ahora bien, lo que también enfatizan los analistas consultados por iProfesional, es que esta gran emisión que se registró en noviembre y diciembre del billete de mayor denominación, se suele revertir en las primeras semanas de enero.

Esto se debe a que el Banco Central suele retirar los billetes sobrantes de la economía.

“El problema es que cuando ya pasaron las semanas de fin de año y principios de enero, ya no hace falta tanta plata circulando en la calle, que está metida en la economía. Por eso, el BCRA debe empezar a retirar esos pesos, ya que de lo contrario quedaría mucho efectivo dando vueltas, algo que puede ir al dólar y a los precios”, detalla Tiscornia.

Desde la perspectiva de Natalia Motyl, economista de la Fundación Libertad y Progreso, una vez que entramos en enero las personas “vuelven a deshacerse de los pesos rápidamente”.

Así, una vez pasado el período estacional, es “necesario” que el Banco Central vuelva a absorber esos pesos, para evitar que ese excedente desgaste el valor de la moneda.

“Una forma que tiene de absorber la autoridad monetaria y que, seguramente, lo va a hacer en el primer trimestre del año, es a través de deuda remunerada. Es decir, el BCRA va a incrementar su deuda en pesos para poder retirar, en el corto plazo, parte de los pesos circulantes”, prevé esta economista.

Sin embargo, alerta que la deuda remunerada no es más que “emisión futura” si no se resuelven los problemas estructurales de fondo.

 

Por ende, es una deuda que va a tener que ser pagada con intereses, y tiene un costo mayor, aclara Motyl a iProfesional.-

Lo que te perdiste

Politica

La actriz repudió que el legislador porteño chicaneara a su par por no estar en su despacho durante el partido de Argentina contra Polonia.

Sociedad

Desde la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH) alertaron sobre recientes hechos de violencia vividos en Centros de...

Deportes

Los referentes del deporte motor de Resistencia expresaron su expectativa durante el acto de apertura de sobres para conocer las empresas que presentaron ofertas...

Mundo

El Kremlin dijo que un enfrentamiento directo entre potencias “es inadmisible”, pero advirtió sobre la participación de la OTAN en el frente ucraniano.