Connect with us

Entretenimiento

“Comprarme a mí misma”: el descarnado relato en primera persona de Emily Ratajkowski sobre imagen y poder

La modelo más popular del momento publicó un sincero ensayo en The Cut en el que cuenta experiencias personales sobre cómo tuvo que lidiar contra tres hombres- dos extraños y un ex novio- para dejar de “pertenecerles”

editor02

Publicado

on

En una editorial para The Cut, Emily Ratajkowski relata en primera persona sus pericias para poder ser dueña de su propia imagen y cuánto le costó “comprarse” a si misma. Para poner en situación a los lectores comienza su historia con un hecho que le ocurrió el año pasado: fue demandada por el fotógrafo Robert O’ Neil debido a una imagen que publicó la modelo de ella misma en Instagram, la cual, era propiedad del paparazzi, dando como resultado, una violación de derechos de autor.

Ratajkowski publicó dicha fotografía en una historia de Instagram, que expiró a las 24 hs, sin embargo, el fotógrafo alcanzó a verla, razón por la cual, le exigió a la modelo USD 150 mil, pues de acuerdo a O’ Neil, en ningún momento autorizó su publicación.

La imagen en cuestión “mostraba” a la modelo con un ramo de flores que cubre su rostro mientras camina por las calles de Nueva York. Junto a la fotografía, Ratajkowski escribió el texto: “Mood forever” (estado de ánimo por siempre).

“Estaba caminando por Tompkins Square Park con una amiga y su perro y tomando un café cuando el nombre de Jim (el ex marido de su mamá) encendió mi teléfono. “Mira, te están demandando…”, comienza su relato la modelo en el artículo.

Y continuó: “Me senté en un banco y busqué en Google mi nombre, descubriendo que de hecho me estaban demandando, esta vez por publicar una foto mía en Instagram que fue tomada por un paparazzi. Al día siguiente supe por mi propio abogado que, a pesar de ser protagonista involuntaria de la fotografía, no podía controlar lo que lo sucedía”. “Quería USD 150.000 en daños por ‘uso’ de la imagen’”.

Luego Ratajkowski señala que compartió dicha fotografía porque le apareció divertida y un reflejo de su vida cotidiana desde que saltó a la fama por el video “Blurred Lines” de Robin Thicke y Pharrell Williams. “Desde 2013, cuando aparecí en un video musical viral, los paparazzi han acechado afuera de mi puerta. Me he acostumbrado a que hombres grandes aparezcan de repente entre los coches o salten desde detrás de las esquinas (…) Publiqué la fotografía de mí usando el ramo como escudo en mi Instagram porque me gustó lo que decía sobre mi relación con los paparazzi, y ahora me demandaban por ello. Me he familiarizado más con verme a mí misma a través de los lentes de los paparazzi que con mirarme en el espejo”.

“Y he aprendido que mi imagen, mi reflejo, no es mía”, añadió.Emily Ratajkowski en el video “Blurred Lines” de Robin Thicke y Pharrell WilliamsEmily Ratajkowski en el video “Blurred Lines” de Robin Thicke y Pharrell Williams

Pero no es la única situación que vivió con un extraño sacando réditos de su cuerpo.

Ratajkowski cuenta otra extraña vivencia que involucra a un ex novio y una invitación a una muestra en la cual un reconocido artista vendía por miles de dólares una foto suya.

“Mi novio se hizo amigo de un chico que trabajaba en una importante galería de arte internacional. El galerista dijo que podríamos querer echar un vistazo a su próxima muestra ‘Pinturas de Instagram’ de Richard Prince”, detalla la modelo en el texto. “Las ‘pinturas’ eran en realidad solo imágenes de publicaciones de Instagram, que el artista había impreso en lienzos de gran tamaño. Había una mía en blanco y negro: una fotografía desnuda, que fue tomada para la portada de una revista”.

“Todos, especialmente mi novio, me hicieron sentir que debería estar honrada de haber sido incluido en la serie. Richard Prince es un artista importante, y la implicación fue que debería sentirme agradecida por considerar que mi imagen es digna de una obra. Qué validación. Y una parte de mí se sintió honrada. Estudié arte en UCLA y pude apreciar la versión warholiana de Prince en Instagram. Aún así, me gano la vida posando para fotografías, y me pareció extraño que un artista de renombre que valía mucho más dinero que yo pudiera arrebatar una de mis publicaciones de Instagram y venderla como propia”, explica la modelo.Me pareció extraño que un artista de renombre que valía mucho más dinero que yo pudiera tomar una de mis publicaciones de Instagram y venderla como propia

La modelo explica que las obras tenían un precio de 80.000 dólares cada una, y que su novio de ese entonces quería comprar su cuadro. No obstante, toda la situación – afirma- le resultó contradictoria. “Me sentí halagada por su deseo de poseer la pintura, pero no sentí el mismo impulso de poseer la pieza que él”.

“Me pareció extraño que él o yo tuviéramos que comprar una foto mía, especialmente una que había publicado en Instagram, que hasta ese momento se había sentido como el único lugar donde podía controlar cómo presentaba al mundo, santuario de mi autonomía. Si quisiera ver esa imagen todos los días, podría ver mi propio perfil”, añade.

Toda la situación se volvió más difícil de digerir para la top model cuando se enteró que el artista había vendido el cuadro y, más tarde, se enteró que Prince tenía otra obra con una imagen suya que fue parte de una producción que había realizado en sus comienzos en el modelaje para la famosa revista Sports Illustrated.

“Para la decepción de mi novio, su amigo galerista le envió un mensaje de texto solo unos días después para decirle que un gran coleccionista lo quería. Conocía al galerista a través de un montón de personas diferentes y lo había visto una o dos veces, así que no tardé mucho en descubrir qué sucedió realmente con la pieza. La imagen gigante de mí colgaba sobre el sofá de su apartamento de West Village”, cuenta la modelo y actriz británica, hoy de 29 años. “Es un poco incómodo”, le dijo un amigo, describiendo la ubicación de la pintura en la casa del propietario del cuadro. “Él se sienta debajo de ti desnuda”.

Y también existía la otra obra que Prince había hecho en base a una de sus fotos de Instagram, la de su primera aparición en Sports Illustrated. “Me pagaron USD 150 por la sesión y USD 2000 más tarde, cuando salió la revista, por el ‘uso’ de mi imagen”.

“Odiaba la mayoría de las fotos de esa publicación porque no me parecía a mí misma: el maquillaje era demasiado pesado, tenía demasiadas extensiones en el cabello y los editores me pedían que sonría de manera falsa. Pero me gustaron algunas y publiqué una de esas fotos, que Prince luego reutilizó para esta ‘pintura’”, explica.

Finalmente la modelo y su novio decidieron comprarlo directamente al artista y dividir el costo por la mitad. “Tenía 23 años; no había ganado suficiente dinero para gastar cómodamente 80.000 dólares en arte”. En medio de las negociaciones, Ratajkowski descubrió que el estudio había obsequiado a los protagonistas de los cuadros unos borradores más pequeños de las obras finales. “Mi novio preguntó al estudio, y algunos meses después, llegó una obra en blanco y negro. Era una toma diferente a la pieza grande que habíamos comprado, pero aun así me sentí victoriosa”."He estado trabajando en una colección de ensayos el último año y no podría estar más emocionada de que New York Magazine haya publicado ‘Buying Myself Back’. Este es un artículo extremadamente personal sobre imagen, poder y consentimiento”, adelantó la modelo a sus más de 26 millones de seguidores de Instagram al dar a conocer la noticia“He estado trabajando en una colección de ensayos el último año y no podría estar más emocionada de que New York Magazine haya publicado ‘Buying Myself Back’. Este es un artículo extremadamente personal sobre imagen, poder y consentimiento”, adelantó la modelo a sus más de 26 millones de seguidores de Instagram al dar a conocer la noticia

Pero la historia no se termina allí.

Cuando la relación de ella y su novio terminó, aproximadamente un año y medio después, Emily le reclamó las dos obras – una que habían comprado a medias y otra que era un obsequio-y obtuvo una inesperada respuesta. “Asumí que no querría el lienzo, una foto gigante mía, ahora su ex, así que comenzamos a hacer arreglos para dividir nuestras pertenencias, incluida la obra de arte que habíamos comprado juntos. A cambio de otras dos obras de arte, recibí la obra de Prince”. Y luego agrega: “Unas semanas más tarde me di cuenta que no tenía la pieza en blanco y negro que el estudio me había regalado. Mi ex me dijo que ‘no había pensado en eso’. Tras idas y vuelta por correo electrónico me dijo que tenía que pagarle USD 10.000 por ella, un precio al que había llegado por su ‘conocimiento del mercado’”.

Tras intentar, sin éxito, de convencer a su ex de que no era lo correcto lo que estaba haciendo y acudir al artista para que le devuelvan lo que era suyo, la modelo se encontró envuelta en una insólita e incomoda situación, que terminó dejándola muy consternada. “Todos estos hombres, algunos de los cuales conocía íntimamente y otros que nunca conocí, estaban debatiendo sobre quién poseía una imagen mía. Estaba considerando mis opciones cuando se me ocurrió que mi ex, con quien había estado durante tres años, tenía innumerables fotos mías desnuda en su teléfono”.

Ese pensamiento la trasladó a un traumático momento que había pasado unos años atrás y que no quería volver a atravesar. “Pensé en algo que había sucedido un par de años antes, cuando tenía 22 años. Estaba acostada junto a una piscina bajo el sol de Los Ángeles cuando un amigo me envió un enlace a un sitio web llamado 4chan. Unas fotos privadas mías, junto con las de cientos de otras mujeres pirateadas en una estafa de phishing de iCloud, se filtraron en internet”.

Más tarde esa semana, las fotos se dieron a conocer al mundo. “Las imágenes destinadas solo a una persona que me amaba y con la que me había sentido segura (fotos tomadas por confianza e intimidad) ahora se compartían y discutían de manera maníaca en foros en línea”. Y sobre esa dura experiencia señala que la “destruyó”. “Había perdido cinco kilos en cinco días y una semana después se me cayó un mechón de cabello, dejando un círculo perfectamente redondo de piel blanca en la parte posterior de mi cabeza”.

Ese horrible recuerdo la llevó a terminar comprando su propia imagen. “Al día siguiente, le envié el dinero a mi ex. No pensé que podría sobrevivir una vez más a eso. Cambié la seguridad de cientos de fotos por una imagen, una imagen que había sido tomada de mi plataforma y que había sido producida como arte valioso e importante por un hombre”.Share

Seguir leyendo

Entretenimiento

Rocío Oliva se separó de su novio y aclaró que Diego Maradona no influyó en su decisión

editor02

Publicado

on

Por

“Estoy bien. Encontré un hombre que es compañero, que me apoya en todos mis proyectos, en lo laboral y en lo personal. Es mi confidente. Todo lo que me pasa se lo consulto. Y por suerte, los consejos que me va dando después resulta que son acertados. Así que eso hace que cada vez le pueda consultar más”, decía Rocío Olivo de su última pareja.

Era la primera relación que la entrenadora de fútbol conformó luego de su romance con Diego Maradona, con quien tuvo varias idas y vueltas. Ahora, la rubia confirmó al aire en Polémica en el bar, donde se luce como panelista, que todo terminó.

Rocío Oliva, en la mesa de Mirtha Legrand. (Foto: Prensa eltrece).
Rocío Oliva, en la mesa de Mirtha Legrand. (Foto: Prensa eltrece).

En la emisión del miércoles del ciclo de América, Oliva sorprendió a sus propios compañeros al anunciar que está soltera nuevamente. Fue durante un divertido sketch de “Jorge”, el personaje que interpreta Martín Campi, que la joven reveló que puso un punto final a su noviazgo.

“Qué lindo verte. ¿Y ahora en qué andas?”, le dijo “Jorge”, intentando saber más sobre su vínculo con Diego Maradona. “Hace tiempo de eso”, le aclaró ella, haciendo referencia a que no están juntos desde hace mucho. “Somos grandes amigos”, acotó Oliva sobre el trato que mantiene con el DT de Gimnasia y Esgrima de La Plata.

“¿Estás de novia?”, fue la siguiente pregunta de Campi, caracterizado como uno de sus personajes más queridos. El humorista, algo perdido respecto al presente sentimental de la joven, quedó desconcertado con la respuesta. “No”, precisó la panelista y descolocó a todos sus compañeros.

Rocío Oliva, junto a Diego Maradona.  (Foto: Instagram /@rocio_g_oliva)
Rocío Oliva, junto a Diego Maradona. (Foto: Instagram /@rocio_g_oliva)

“¿Te separaste?”, indagó Mariano Iúdica. La rubia no quiso brindar mayores precisiones, simplemente se limitó a asentir y gesticular con su cabeza y, antes de que surja cualquier especulación, sobre si Maradona tuvo que ver o no con la ruptura, ella advirtió que su ex no estuvo en el medio. “Diego no tuvo nada que ver”, señaló.

Hace un mes, cuando confirmó que estaba en pareja, Oliva prefirió no dar el nombre del afortunado para preservar su intimidad. Lo que sí contó fue que estaba atravesando por un momento personal de mucha felicidad y dijo que se sentía enamorada. En ese entonces, la joven indicó que no estaban conviviendo durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio. “Porque él está trabajando, yo también y es un poco complicado. En un momento le dije que podíamos haber pasado parte de la cuarentena juntos, pero finalmente eso no pasó”, concluyó.

Seguir leyendo

Entretenimiento

El drama de Marixa Bali: está a punto de cerrar su local de ropa

editor02

Publicado

on

Por

Desde hace muchos años, Marixa Bali apostó a la industria indumentaria. La bailarina es dueña de “Xurama”, su marca de zapatos y ropa femenina. En un principio, la exvedette instaló un puesto en “La Salada” y más tarde abrió un local en Flores, en avenida Avellaneda, un punto comercial muy importante en la Ciudad de Buenos Aires.

// Marixa Balli tras caer de cuatro metros de altura: “Reboté en el pie de una clienta que me vió venir”

Este jueves, en una entrevista con Confrontados, Bali contó que está atravesando por dificultades. En los últimos meses, la pandemia la obligó a cerrar. “Estoy agotada y con mucha bronca”, afirmó.

Pero a los problemas que vinieron aparejados por la cuarentena se le sumó otro obstáculo. Según explicó la bailarina en el programa de El Nueve, el local que tiene en la avenida Avellaneda, en Flores, se inundó por una rotura en un caño. “Se llenó todo de agua. Perdí 400 zapatos, que tuve que tirar porque se arruinaron”, manifestó.

Bali aseguró que invirtió una suma muy importante de dinero para poder conseguir ese local, que está ubicado en una galería en Flores. “Para poder entrar ahí tenés que pagar una llave en dólares, que tienen un valor de 30 mil dólares para arriba”, reveló la empresaria.

La bailarina indicó que la situación le provoca mucha angustia y no ve una salida. “Estoy con una incertidumbre enorme, muchas veces digo ‘¿para qué lado voy?’. Encima, si me quiero retirar, nadie me va a devolver el dinero que invertí. Y la gente cree que cerré porque el local está vacío, solo hay cajas mojadas”, expresó.

El dueño de la galería le ofreció una solución, que está lejos de arreglar el inconveniente de fondo. “Me dijeron que me podían pintar las paredes y poner unas placas. El tema es que hay que reparar el caño y tiene que acceder a una propiedad vecina para poder hacerlo. Lo que sucede es que a esa propiedad todavía no nos permiten acceder”, precisó.

Por lo pronto, Bali está enfocada en ampliar su negocio por medio de la web. “Por suerte, tengo el tema de la venta online, que es una forma de remarla. No es mi fuerte, pero estoy tratando de aprender porque es lo único que hoy me sirve para mantenerme”, sostuvo.

Por último, la bailarina mencionó que está cada vez más desmotivada. “¿Para qué me rompo el alma trabajando, si después no lo puedo disfrutar? Esto es tremendo. Es una situación que me saca las energías”, concluyó.

Seguir leyendo

Entretenimiento

Mica Viciconte confesó que planea tener un hijo con Poroto Cubero: “Fabián quiere un nene y yo una nena”

editor02

Publicado

on

Por

Me gustaría ser mamá pronto”, aseguró Mica Viciconte. A tres años de haber comenzado su noviazgo con Fabián Cubero, la participante del Cantando 2020, por ElTrece, reconoció que ya le empezó a picar el bichito de la maternidad. Pero explicó que el ex futbolista, que estuvo casado diez años con Nicole Neumann y ya es padre de tres niñas, Indiana (11), Allegra (9) y Sienna (6), por momentos se hace el desentendido con el tema…

“En realidad, yo siempre se la tiro porque cuatro amigas mías quedaron embarazadas en esta pandemia. Entonces le dije: ‘Che, cuatro amigas…’. Como una indirecta. ¡Pero la agarró y se fue!”, comenzó contando divertida Mica. Sin embargo, dejando de lado la humorada, Viciconte reconoció que el tema ya “está hablado” entre ambos.

¿Cuál sería el problema, entonces? “Nunca encontramos el momento”, explicó Mica, quién siempre está recibiendo nuevas propuestas de trabajo que no quiere dejar pasar. Y reconoció que esa termina siendo la “excusa” que pone como para no dar el gran paso.

En ese momento, Ángel de Brito quiso saber si Cubero y ella tenían alguna preferencia con respecto al sexo del futuro bebé. “Fabi quiere un nene y yo quiero una nena. Pero por supuesto que el que venga el día de mañana va a ser súper bien recibido”, respondió Viciconte.Mica y Cubero llevan tres años de noviazgoMica y Cubero llevan tres años de noviazgo

Lo cierto es que, de la misma manera que contó que apostaba a agrandar su familia con Cubero, Mica reconoció que no cree en el amor para siempre. “No es con Fabi, yo proyecto en la pareja siempre a futuro. Pero siento que las relaciones no duran toda la vida, que en algún momento se cortan”, se sinceró.

De todas formas, Viciconte aseguró que pone todas sus expectativas en esta historia, que para ella representa la pareja más larga de su vida y, para Cubero, la más corta. “Estamos en un récord los dos”, dijo entre risas. Y aseguró que, de momento, están “re bien” juntos.

¿Si el ex futbolista comparte con ella esta idea de que las relaciones tienen fecha de vencimiento? “Yo creo que él tiene el librito anterior, pero me parece que ya la experiencia le demostró que el amor no es para toda la vida”, explicó. Y dijo que, a la hora de formar la pareja, tuvieron que hacer una acuerdo en torno a lo ambos esperaban de la relación.

Mica, que no puede siquiera mencionar a la ex de Cubero por cuestiones legales porque si no le cobran una multa, reconoció que fueron muchas las cuestiones que debieron modificar de uno y otro lado. Y señaló: “Yo no estaba acostumbrada a tener una pareja que tuviera hijos. Eso me cambió un montón y aprendí muchísimo. Me mandé algunas macanas, sí, por inexperiencia. Pero siempre fue con súper respeto. Por eso me quedo tranquila”.

En relación a la convivencia y ante una consulta de Laurita Fernández, Viciconte contó que cuando hay algo que no tolera, se sienta a conversar del tema con Cubero. “Fabi es una persona de hablar…Bah, no habla en realidad. Pero cuando habla me da el ‘ok’. No le gusta discutir, así que ahí queda”, explicó. Y dijo que durante la cuarentena se divirtieron mucho haciendo videos para sus seguidores.

¿Si al ex futbolistas le gustan los disfraces? “Hay uno de colegiala muy lindo”, dijo Mica en tono de confidencia. Y señaló que, si bien ella prefiere la noche para tener sexo, Cubero está dispuesto a “cualquier horario”. “No voy tildando los días, pero vamos bien. El es de querer más que yo y yo acepto”, concluyó al ser consultada por su frecuencia en la intimidad.

Seguir leyendo
Advertisement

APP CN38TV BAJATE

Advertisement

Tendencias