Connect with us

Economía

La UIA expresó su rechazo a la extensión de la doble indemnización y la prohibición de despidos

editor02

Publicado

on

Luego de la prórroga a la prohibición de despidos por 90 días y la extensión de la doble indemnización hasta fin de año, se conoció una fuerte carta de la Unión Industrial Argentina (UIA) hacia el Gobierno, con la que cuestiona la prórroga de una medida que había sido propuesta como excepcional

Fuentes de la organización confirmaron que enviaron la carta la semana pasada, con la esperanza de que la reactivación de la economía y la tendencia a normalizar medidas de excepción, también operara sobre la prohibición de despidos y la doble indemnización. Desde la UIA argumentan que esperaban que eso ocurriera para poder generar más empleo de calidad. Si bien saben que en el Gobierno hay divergencia de visiones, resaltan que el diálogo con las autoridades es permanente aunque todavía no hay una reunión programada para discutir estos temas.

En la nota, la central fabril pidió por “dos cuestiones claves” para “superar el actual contexto y hacer frente al desafío de consolidar la recuperación” de Argentina. Por un lado, “una política industrial que incorpore la agenda de productividad con mirada estratégica”. Por otra parte, la UIA solicitó “un marco regulatorio que otorgue credibilidad y previsibilidad a las nuevas contrataciones y dé respuestas a los desafíos de empleabilidad de esta etapa”.

A continuación, la UIA cargó contra la prohibición de despidos y la doble indemnización. “Entendemos que ya no están vigentes las condiciones de excepción que motivaron las medidas adoptadas el año pasado para regular el mercado de trabajo y mitigar los efectos de la crisis”, expresó en la nota.

Los industriales piden al Gobierno que deje atrás las medidas de emergencia.

“El triple cepoque implica la prórroga del esquema de prohibición de despidos y suspensiones sumada a la doble indemnización plantean un escenario de incertidumbre sobre el marco regulatorio que regirá a las nuevas contrataciones. Ambas situaciones obturan la recuperación del empleo industrial y la recuperación genuina del mercado formal de trabajo, perjudicando especialmente a sectores que tienen potencial para demandar nuevos empleos pero no encuentran certidumbre para hacerlo”, advirtió la UIA.

Adicionalmente, la UIA enfatizó que “los mayores costos no laborales asumidos por las empresas en el último año” debido a aplicación del aislamiento social preventivo “ponen un freno a las mejoras en los niveles de productividad tanto como a la generación de nuevos empleos industriales” y aseguró que “esta situación pone a la Argentina en desventaja frente a los cambios de la demanda internacional y de los patrones de consumo a nivel local, que favorecen a los bienes durables por sobre los servicios”.

Reactivación económica

El viernes, el ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que Argentina está en un sendero de recuperación económica. En su carta, la UIA coincidió con el diagnóstico. “Sin perder de vista que partimos de niveles muy bajos tras la crisis provocada por la pandemia y la recesión de los dos años previos, Argentina se encuentra frente a un escenario de reactivación económica que tiene en la recuperación del nivel de empleo industrial uno de sus desafíos más importantes”, sostuvo la central industrial.

La nota detalló que, según los indicadores laborales confeccionados por la UIA, “octubre ha sido el quinto mes consecutivo de aumento del empleo registrado industrial”. “Si bien esa recuperación mantiene todavía comportamientos heterogéneos entre sectores, persiste la reducción del ritmo de caída interanual de los puestos de trabajo en el sector privado”, destacó la entidad.

La UIA destacó la mejora en el empleo industrial durante los últimos meses.

No obstante, la UIA reconoció que los puestos de trabajo en el sector industrial están lejos de sus picos: “Desde los niveles máximos alcanzados en 2013, el empleo industrial se contrajo en 178.000 puestos de trabajo –si se toma en cuenta la economía en conjunto, el indicador muestra que se perdieron 321.000 empleos–. Además, durante este mismo período, el incremento de la informalidad ha esmerilado la competitividad de la economía registrada, aumentó la competencia desleal e imposibilitó consolidar la generación de empleo decente”.

“Consideramos crucial superar la etapa que requirió la puesta en funcionamiento de normas vinculadas a la emergencia, para ingresar en una nueva que mejore las condiciones del mercado de trabajo y acompañe la mayor demanda de empleo. Argentina debe avanzar hacia un ciclo económico que convierta a la política industrial y a las mejoras de productividad en activos para competir en el escenario global. Resulta fundamental normalizar la situación en el mercado de trabajo de forma de comenzar una nueva etapa de trabajo donde la formalización, la formación y la empleabilidad sean los ejes de la agenda futura”, concluyó la UIA.

Seguir leyendo

Economía

Sin recuperación: las ventas minoristas cayeron 6,5% en febrero

A pesar de la reapertura tras la pandemia, los locales siguen sin levantar cabeza. Los más afectados son el calzado, la juguetería y los textiles, mientras se espera el nuevo índice de inflación.

editor02

Publicado

on

Por

Las ventas minoristas de las pymes volvieron a caer en febrero un 6,5 por ciento anual, según un relevamiento dado a conocer hoy por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Según el informe, “hubo poco dinero en la calle para consumo, en parte porque se orientó a solventar vacaciones y en otro punto, por la difícil situación económica de las familias”.

En enero, las ventas cayeron 5.8 %, aunque ahora el organismo informó que sólo el ” 30 por ciento de los comercios tuvo aumentos anuales en sus ventas, pero otro 53 por ciento registró bajas”, agregaron.

Las ventas minoristas pymes cayeron en Enero y Febrero 2021 (Foto: NA/Marcelo Capece)Por: NA/Marcelo Capece

A pocos días de conocerse el índice de inflación de febrero 2021, las ventas minoristas marcan un retroceso del 6.5 % anual en febrero y de esa manera acumula un descenso de 6,1% en los primeros dos meses del año frente a iguales meses de 2020.

Así surge del Índice de Ventas Minoristas Pyme que elabora mensualmente CAME en base a respuestas de 1.100 comercios del país.

Según los negocios consultados, la recuperación viene muy lenta y como febrero de 2020 no fue un mes tan malo como el resto del año, la magnitud del declive todavía es importante cuando se compara.

Los que pudieron recuperar mercado

Solo el 30 por ciento de las tiendas vieron incrementar sus ventas en la comparación anual de febrero mientras que para el 53 por ciento disminuyeron.

Los sectores que recuperaron fueron: ferreterías, materiales eléctricos y para la construcción (-2,8%), alimentos y bebidas y farmacias, ambos con reducciones de 4%, y electrodomésticos y artículos electrónicos (-5,4%).

La ventas minoristas de las pymes cayeron 6.5 % interanual en febrero (Foto: NA / Damián Dopacio)

Un 53 % de los comercios tuvieron ventas a la baja

De todos modos, la proporción de comercios en baja se achicó 11 puntos: en enero pasado el 64% de los negocios medidos manifestaron que sus ventas constantes declinaron.

En otro orden, Mario Grinman presidente de la Cámara de Comercio y Servicios dijo que “La pandemia nos agarró con una tremenda vulnerabilidad económica” en relación a la situación actual. En declaraciones radiales, agregó que “el comercio viene golpeado desde antes de la pandemia. Fue una época muy mala para Argentina”

En cambio, lideraron las retracciones anuales: juguetería y artículos de librería (-14,5%) y mueblerías, decoración y artículos para el hogar (-10,5%).

Calzado y marroquinería fue uno de los rubros más afectados, con una caída de 9,1% frente a febrero 2020. Los expertos lo atribuyen a la incertidumbre sobre el inicio de clases, tanto nivel medio como universitario, que congeló las compras. Por otro, porque es un sector que ya venía moviéndose lento, por el escaso desgaste de calzado el año pasado.

En textil indumentaria, el índice cayó 7,6% anual y acumula un retroceso de 8,4% en el primer bimestre del año. Se observaron muchas liquidaciones y ofertas, que fue lo que más se vendió. Los productos de la nueva temporada tuvieron por ahora muy poca demanda.

¿De dónde salen estos datos?

Los datos surgen de la medición de CAME en base a 1.000 comercios de todo el país relevados entre el lunes 1 y el viernes 5 de marzo por un equipo de 30 encuestadores localizados en las capitales del país, GBA y CABA.

A partir de 2021 se comenzó a informar ventas sobre un indicador construido sobre la variación anual en facturación informada por los negocios medidos, con base 100 en enero de 2019.

En Jugueterías y artículos de librería, donde las ventas declinaron 14,8%, siempre frente a él mismo mes del año pasado, el despacho de juguetes quedó prácticamente estancada. En el caso de las librerías, la demanda comenzó a activarse recién sobre mitad del mes por la incertidumbre sobre el inicio o no de clases.

Lo cierto es que al menos por efecto estadístico, en marzo debería notarse un repunte importante en las ventas ya que se estará comparando contra un mes en que se habían retraído 32,9% anual.

Seguir leyendo

Economía

Día Internacional de la Mujer: los números de la desigualdad de género en la Argentina

La brecha laboral, de ingresos y de distribución de tareas domésticas no remuneradas sigue siendo muy alta. Los duros datos de una deuda pendiente de la sociedad.

editor02

Publicado

on

Por

Las brechas estructurales de las mujeres con respecto a los varones en temas como inserción laboral, reparto de tareas domésticas y de cuidado, niveles de ingreso o acceso a puestos jerárquicos siguen siendo muy altas en la Argentina. En una nueva conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundió un informe que deja al descubierto los números de la desigualdad de género en el país.

Según los datos oficiales, por cada $100 que gana en promedio un varón, una mujer gana solo $79; y entre las edades centrales de 30 y 64 años, mientras ocho de cada diez hombres participan en el mercado laboral, solo cinco de cada diez mujeres lo hacen.

Las cifras son claras, más allá de las luchas y de las conquistas de las mujeres respecto de la paridad de género en algunos ámbitos legislativos son muchas las deudas pendientes de la sociedad en cuestiones económicas, laborales, jerarquización y de distribución de tareas remuneradas y no remuneradas.

Al respecto, el Indec reconoció que actualmente “siguen existiendo brechas estructurales con respecto a los varones, y entre las propias mujeres, en temas como inserción laboral, reparto de tareas domésticas y de cuidado, niveles de ingreso o acceso a puestos jerárquicos”.

Los datos de desigualdad

Empleo: la participación laboral registra diferencias según la etapa del ciclo de vida por la que transitan las personas. En las edades centrales (30-64 años), mientras que ocho de cada diez varones participan en el mercado laboral, solo cinco de cada diez mujeres lo hacen. En los rangos etarios de 14 a 19, la proporción es de cuatro y tres de cada diez, respectivamente.

Tasa de empleo – Desigualdad de género – Indec

Desocupación y subocupación horaria: la mayor participación de las mujeres en el mercado laboral no siempre supone mejores condiciones. De acuerdo con los datos del Indec, las mujeres están más expuestas a situaciones de desempleo y subocupación horaria. Mientras que la tasa de desocupación de las mujeres es del 13,1% y la de subocupación es de 14,2%, afectan al 10,6% y 12,8% de los valores, respectivamente.

Informalidad laboral: uno de los pocos indicadores que muestran valores similares entre ambos géneros es el de la informalidad laboral, con un 29,2% para las mujeres y un 28,3% para los varones. Se trata de una variable con alta incidencia en ambos casos.

Educación: una conclusión a la que arriba el Indec es que las mujeres trabajan en el mercado laboral menos tiempo promedio que los varones, con excepción de las que alcanzan mayores niveles educativos. Mientras que una de cada diez mujeres con nivel universitario (completo o incompleto) está subocupada, dos de cada diez mujeres que no completó el secundario está en esa condición.

Rubros con mayor empleabilidad: las mujeres se insertan principalmente en sectores vinculados al cuidado. Con una importante presencia de empleo informal e ingresos laborales más bajos, el servicio doméstico es la rama de ocupación con mayor índice de feminización en la Argentina. En el sector de la salud y los servicios sociales, siete de cada diez personas ocupadas son mujeres. Con mayor participación de las mujeres en el sector salud, por cada $100 que gana en promedio un varón, una mujer gana apenas $89.

Brecha de género según ingresos – Indec

Jerarquización del empleo: las mujeres acceden en menor medida que los varones a puestos de decisión y tienen ingresos inferiores. Solo el 4% de las mujeres que trabajan ocupa cargos de dirección o jefatura, mientras que entre los varones el porcentaje es del doble.

Ingresos: entre las personas ocupadas, por cada $100 que gana en promedio un varón, una mujer gana tan solo $79. Sin embargo, las mujeres con mayores niveles educativos presentan la menor brecha de género en el ingreso medio y crece en las ocupaciones no calificadas. Con similares niveles de informalidad laboral, el ingreso medio de las mujeres asalariadas sin descuento jubilatorio representa el 70% del de los varones. Así, mientras que un varón profesional gana en promedio $68.375, una mujer apenas $49.076; un técnico percibe ingresos promedio por $40.160 y una mujer por $36.140; un trabajador operativo $29.611 y una trabajadora, $23.227, y entre los no calificados la diferencia es de $22.593 a $14.614 respectivamente.

Tareas de cuidado: las mujeres siguen asumiendo la mayor parte del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado, y este es el principal obstáculo a su participación laboral plena. Mientras que cinco de cada diez varones realizan tareas del hogar, más de ocho de cada diez mujeres lo hacen.

El golpe de la pandemia: en los hogares del Gran Buenos Aires con niños y jóvenes de 2 a 17 años, la dedicación principal de las tareas de apoyo escolar de quienes aumentaron el tiempo de dedicación estuvo mayoritariamente a cargo de las mujeres. Casi tres de cada cuatro hogares del Gran Buenos Aires declararon esta situación y una cifra similar respondieron que la dedicación principal de las tareas domésticas estuvo a cargo de las mujeres, y siete de cada diez hogares cuando se trató de las tareas de cuidado.

Desigualdades entre mujeres: los indicadores laborales y las posibilidades de autonomía económica presentan diferencias también entre las mujeres cuando se toma en cuenta la posición socioeconómica, medida a través del ingreso o el nivel educativo alcanzado. En las mujeres de menores ingresos la tasa de desocupación es 15 veces mayor que la de quienes pertenecen al quintil más alto. Las mujeres con mayor nivel educativo triplican los niveles de empleo de aquellas con menor nivel de instrucción formal

Seguir leyendo

Economía

Un estudio global muestra que el 93% de los argentinos cree que la situación económica es mala

Así lo refleja una encuesta de IPSOS hecha en 27 países a un año del inicio de la crisis sanitaria. El informe revela que para la población la inflación y el desempleo son problemas más relevantes que el covid-19

editor02

Publicado

on

Por

A un año del inicio de la pandemia, la Argentina aparece como el país más preocupado por su situación económica y menos por el covid-19.

La pandemia sigue muy lejos de ubicarse entre los problemas más acuciantes para la sociedad argentina, que aparece mucho más angustiada por la inflación y el desempleo.

En un estudio internacional de IPSOS, hecho en 27 países, el tema del Coronavirus aparece en séptimo lugar entre los más preocupantes para la gente en la Argentina, luego del crimen y la violencia, la inflación, el desempleo, la educación, pobreza y desigualdad social y la corrupción financiera y política.

El covid-19 descendió de 27% al 20% en término de asunto de mucha preocupación para la sociedad

Respecto del mes anterior, el covid-19 descendió de 27% al 20% en término de asunto de mucha preocupación para la sociedad, pese al repunte de casos.

En tanto, la inflación cayó 3 puntos porcentuales y el desempleo aumentó en 1 pp entre las cuestiones económicas más relevantes que inquietan a la población en la Argentina. Luego del virus, se ubican los impuestos, la sanidad, y el declive moral.

Las cuestiones que más preocupan a los argentinos
Fuente: IPSOSLas cuestiones que más preocupan a los argentinos Fuente: IPSOS

En cambio, a nivel global el covid-19 sigue en el tope de las preocupaciones de la sociedad, seguido por el desempleo, la pobreza, la desigualdad y la corrupción.

Como tendencia de largo plazo, la inflación aparece ubicado en el primer lugar del ranking de temas que generan incertidumbre en el mundo, seguido muy de cerca por el desempleo. Ambos son superados por el crimen y la violencia; de hecho, en este rubro Argentina aparece en el quinto lugar, después de Suecia, México, Chile y Sudáfrica.

A nivel global el covid-19 sigue en el tope de las preocupaciones de la sociedad, seguido por el desempleo, la pobreza, la desigualdad y la corrupción

En el caso de la inflación, mantiene un indisputado primer lugar, seguida por Turquía, Rusia, Polonia, Malasia, Brasil, India y Australia. Los países menos preocupados por esta cuestión son Suecia, España y Holanda.

En materia de desempleo, está en el décimo primero puesto detrás de Italia, Sudáfrica, España, Corra del Sur, Malasia, México, Perú, Turquía, India e Israel. Holanda, Alemania y Bélgica son los países más favorecidos en este terreno.

La mala percepción sobre el rumbo del paísLa mala percepción sobre el rumbo del país

El problema educativo también ubica a la Argentina en el peor lugar del ranking global, por encima de Israel, Turquía, México, Perú, Brasil, India y Chile. Suecia, Corea del Sur, Estados Unidos y Japón aparecen del otro lado de la tabla.

En términos de pobreza y desigualdad social, la Argentina ocupa el sexto puesto entre las sociedades más preocupadas por esta cuestión, luego de Rusia, Hungría, Chile, Japón y Turquía. Del otro lado están Arabia Saudita, Estados Unidos y Suecia.

En materia de covid-19, la sociedad argentina aparece como la segunda menos preocupada después de Rusia, con un 20%, muy lejos del promedio del 50% a nivel mundial. Los países más preocupados son Malasia, Gran Bretaña, España, Japón, Canadá y Perú.

En materia de covid-19, la sociedad argentina aparece como la segunda menos preocupada después de Rusia, con un 20%, muy lejos del promedio del 50 por ciento

La percepción negativa sobre la situación del país aumentó en forma incesante en el último año, hasta duplicarse del 40 al 79% en febrero último.

De este modo, el país se ubica en los últimos peldaños a nivel global, con las opiniones más pesimistas, solo superado por Perú, Sudáfrica y Polonia. Del otro lado, en Arabia Saudita solo llegan al 13%, India 32% y Australia 38 por ciento.

La directora de Public Affairs y Corporate Reputation de IPSOS Argentina, Brenda Lynch-Wade, dijo a Infobae que “en línea con lo que vimos en los últimos meses, Argentina es uno de los países donde el Coronavirus no es una preocupación principal”.

Brenda Lynch-Wade de Ipsos Argentina: "Nuevamente volvimos a tener a la inseguridad en el primer lugar del ranking; es una preocupación histórica de los argentinos y suele disputar el primer lugar junto con los temas económicos"Brenda Lynch-Wade de Ipsos Argentina: “Nuevamente volvimos a tener a la inseguridad en el primer lugar del ranking; es una preocupación histórica de los argentinos y suele disputar el primer lugar junto con los temas económicos”

“Nuevamente volvimos a tener a la inseguridad en el primer lugar del ranking; es una preocupación histórica de los argentinos y suele disputar el primer lugar junto con los temas económicos. La inflación y el desempleo, así como también la pobreza, se mantienen con altas menciones”, explicó.

“La importancia que tiene la situación económica lo vemos en que el 93% de los argentinos ven que la situación actual de la economía es mala. Aquí nos destacamos como el país que peor evalúa su economía”, se afirmó Brenda Lynch-Wade.

“Solemos ver que la educación tiene un pico de menciones alrededor de febrero o marzo. Este es el caso de nuestra última medición. Sin embargo, en otras oportunidades se verificó que el conflicto al inicio del ciclo lectivo estaba dado por los paros o la situación edilicia de los colegios”. “Ahora, los padres se enfrentan con otro tipo de situaciones: desde estar de acuerdo o no con la vuelta presencial a clases, hasta la dificultad de tener horarios cortados”.

Los padres se enfrentan con otro tipo de situaciones: desde estar de acuerdo o no con la vuelta presencial a clases, hasta la dificultad de tener horarios cortados (Brenda Lynch-Wade)

En materia económica “el gobierno no ha logrado revertir la crisis económica que se arrastra desde hace varios años y también ha perdido apoyo en su gestión de la pandemia. No obstante, es importante entender que todavía no podemos ver los efectos de la salida del ministro de salud”, porque el trabajo de campo se hizo antes del 19 de febrero.

“Si bien la pandemia nos sorprendió a todos, los argentinos lo votaron a Alberto Fernández pensando en que iba a poder mejorar la situación económica”. A un año del inicio de la cuarentena, “las preocupaciones de los argentinos vuelven a estar centradas en lo económico y es allí donde el Gobierno todavía no tiene hitos positivos desde los cuales construir imagen positiva”, concluyó.

Habrá que ver si este tipo de sondeos influye sobre la percepción de los partidos políticos en este año de campaña por las elecciones de medio término.

Seguir leyendo
Advertisement
Advertisement

APP CN38TV BAJATE

Tendencias