Connect with us

Hi, what are you looking for?

Politica

Desafíos presidenciales: ¿Alberto Fernández deberá competir en Primarias?

Aunque las amenazas de ruptura que La Cámpora ensaya parecen poco creíbles, en el entorno del Presidente son más bien pesimistas respecto a la unidad de la coalición.

El portazo de Máximo Kirchner generó una fuerte conmoción en todo el escenario político, en especial, dentro del Frente de Todos.

Aunque las amenazas de ruptura que La Cámpora ensaya parecen poco creíbles, considerando la dependencia que tiene la agrupación K de los recursos estatales para su despliegue territorial (principalmente aquellos provenientes del PAMI ANSES), en el entorno del presidente Alberto Fernández son más bien pesimistas respecto a la unidad de la coalición.

La renuncia de Máximo a la jefatura del bloque y la forma en cómo esta se concretó (a través de una dura carta que cuestiona abiertamente las negociaciones con el FMI, critica a los funcionarios que las llevaron adelante y desaprueba los resultados obtenidos) provocaron una mezcla de malestar y hartazgo. Muchos de sus integrantes sencillamente dejaron de creer en el Frente de Todos y consideran que esta vez ya no hay vuelta atrás. No es para menos: más allá de lo que pueda suceder en el futuro, en estos catorce meses de gestión la coalición nunca logró armonizar intereses contrapuestos durante los momentos críticos.

Dado el actual marco, en el que el kirchnerismo sale a diferenciarse sin tapujos de las decisiones adoptadas por el Poder Ejecutivo, algunos funcionarios del entorno presidencial presienten que, en las PASO del próximo año, Alberto Fernández tendrá uno o más competidores internos. Después de todo, el propio Presidente habló de abrir las primarias para que sean los votantes los que elijan a los candidatos del oficialismo. Cuando lo hizo quizás no se refería a su propio cargo, pero a esta altura aquello importa poco. Como tantas veces, las decisiones que emanan desde la Casa Rosada generan un efecto búmeran que se vuelve en su contra.

Los antecedentes en Estados Unidos

Para los “albertistas” es insólito que un presidente en ejercicio, que quiere aspirar a la reelección, tenga desafíos dentro de su propio espacio. Lo cierto es que esto no es así: en Estados Unidos, el sistema político probablemente más emblemático si de elecciones internas se trata, ha habido varios casos que nos permiten aventurar que podría pasar. Repasemos algunos.

En las primarias del Partido Demócrata de 1952, el presidente Harry Truman fue desafiado por el senador de Tennesse Estes Kefauver. Truman llegaba golpeado en el contexto de la guerra de Corea y luego de la derrota que sufrió ante Kefauver en las internas de New Hampshire, decidió retirarse.

Máximo Kirchner renunció al frente del bloque oficialista en Diputados (Foto: NA).
Máximo Kirchner renunció al frente del bloque oficialista en Diputados (Foto: NA).

En las primarias también demócratas de 1968, el presidente Lyndon B. Johnson fue desafiado por el senador Eugene McCarthy. El desafiante senador por Minnesota basaba su discurso de campaña en una férrea oposición a la guerra de Vietnam. Aunque Johnson esta vez ganó las primarias de New Hampshire, su actuación fue considerada pobre para un presidente en ejercicio y declinó su candidatura.

En las primarias del Partido Republicano de 1976, el presidente Gerald Ford fue desafiado por el exgobernador de California Ronald Reagan. La decisión de Ford de indultar a Nixon, por su papel en el escándalo Watergate, dañó su imagen. Aprovechando este contexto, Reagan logró ganar en veinticuatro Estados. Sin embargo, finalmente fue Ford el que se alzó con la victoria por un pequeño margen. En las elecciones generales, Ford perdió contra el candidato del Partido Demócrata, Jimmy Carter. Cuatro años después, Reagan tendría revancha.

En las primarias del Partido Demócrata de 1980, el presidente Jimmy Carter, muy debilitado debido a la crisis del petróleo de 1979 y la revolución de los ayatolás en Irán con tomas de rehenes, fue desafiado por el senador de Massachusetts Ted Kennedy. Finalmente, Jimmy Carter recompuso su imagen y logró imponerse. No obstante, Kennedy tuvo un buen desempeño, ganando en doce Estados. En las elecciones generales, Carter perdió contra el candidato republicano, Ronald Reagan.

En las primarias republicanas de 1992, el presidente George H. W. Bush debió enfrentar el desafío del periodista conservador Pat Buchanan. Bush ganó por un amplio margen, pero para evitar la fuga de votos se vio obligado a girar su discurso hacia la derecha. Esto lo debilitó de cara a las generales, donde fue derrotado por el demócrata Bill Clinton.

Los antecedentes en Estados Unidos muestran que nunca un presidente en ejercicio perdió una elección primaria: cuando las perspectivas no eran buenas prefirieron declinar su candidatura (como pasó con Truman y Johnson). A su vez, los presidentes que enfrentaron un desafío fuerte en las primarias salieron debilitados y terminaron siendo derrotados en las elecciones generales (como ocurrió con Ford y Carter). En ocasiones, la disputa interna puede llevar a los mandatarios a modificar su discurso político, por las características particulares del oponente (Bush versus Buchanan).

El motivo de la renuncia fue el acuerdo con el FMI (Foto: Télam - Raúl Ferrari).
El motivo de la renuncia fue el acuerdo con el FMI (Foto: Télam – Raúl Ferrari).

Si lo extrapolamos a la Argentina, es probable que una eventual interna que lo enfrente a un candidato de fuertes atributos kirchneristas obligue al presidente Fernández a radicalizar su discurso para evitar la fuga de votos. Así, se potenciaría el debilitamiento de las credenciales moderadas que experimentó hasta ahora, que en 2019 fueron claves para su triunfo electoral.

Es común que un mandatario débil sea desafiado. Por eso mismo, a nadie debería sorprender que Alberto Fernández tenga que enfrentar a otros candidatos de su propio espacio, si es que desea aspirar a la reelección. Teniendo en cuenta los antecedentes de los desafíos internos, Fernández debería comenzar a pensar cómo encarar una eventual primaria y, principalmente, cómo acotar el daño reputacional y mantener la competitividad electoral si efectivamente sobrevive a ella.

Lo que te perdiste

Municipio

Desde el equipo técnico del gobierno provincial dieron detalles del proyecto de ensanche de la avenida de acceso a la localidad, que permitirá mejor...

MODA

Miranda Lorenzo, “la que mira y anda”, se volvió viral con sus rarísimas combinaciones de ropa.

Sociedad

Con una ejecución del 60%, la obra permitirá aumentar la cantidad de agua que se proveerá a esas dos localidades, como así también aumentará...

Provincia

Se espera que a fin de año se puedan adjudicar las obras de circunvalación y accesos en Resistencia y Corrientes -primera etapa- para comenzar...