Connect with us

Hi, what are you looking for?

Politica

Conte Grand explicará en el Congreso porqué usaba un celular de la AFI

El procurador de Buenos Aires aparecía en una flota que entregó la agencia. El ex espía Dalmau Pereyra contrató un abogado para confesar. Declaró la ex secretaria de Curuchet.

El procurador general de la provincia de Buenos Aires Julio Conte Grand visitará este jueves el Congreso para exponer sobre la investigación de una presunta mesa judicial en la provincia de Buenos Aires que se dedicaba a armar causas con asistencia de agentes de inteligencia.

El caso surgió por un video hallado en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), en el que se registró una reunión en la sede del Banco Provincia de la Ciudad de Buenos Aires entre el entonces ministro de Trabajo bonaerense Marcel Villegas, funcionarios y empresarios, en la que se habla de juntar pruebas para armar una causa contra el jefe de la Uocra de La Plata Juan Pablo “Pata” Medina.

 

En la charla mencionan la posibilidad de contar con respaldo de la procuración, que estaba a cargo de Conte Grand. Villegas define el operativo para fabricar causas como “gestapo sindical”, el alusión a la policía secreta del régimen nazi.

 

En la mesa había tres agentes de inteligencia: Darío Borci, cuñado de la entonces segunda del organismo Silvia Majdalani; el director de Asuntos Jurídicos Sebastián De Stéfano (actual funcionario de Subterráneos Buenos Aires) y Diego Dalmau Pereyra, ex jefe de contrainteligencia.

 

Por esas presencias interviene la bicameral de fiscalización de organismos de inteligencia que funciona en el Congreso y antes de fin de año creó una subcomisión para recibir a los implicados en esa reunión. Este jueves será el turno de Conte Grand, que la semana pasada no quiso ir, pero esta vez prometió asistir.

 

Por no ser agente de inteligencia, el procurador podrá excusarse de cualquier mención a su persona realizada por los participantes de la reunión, pero no evitará un cuestionario de los legisladores oficialistas sobre posibles vínculos con miembros del organismo.

 

En realidad, sólo enfrentará al diputado Rodolfo Tailhade, porque su par Eduardo Valdés está en Honduras con Cristina Kirchner. Por la oposición está el diputado radical Miguel Bazze.

 

Tras la ausencia de Conte Grand la semana pasada, Tailhade contó en una entrevista que su nombre aparecía entre 150 teléfonos celulares encriptados que el ex titular de la AFI Gustavo Arribas repartió a personas no vinculadas con el organismo, “como Daniel Angelici, Nicolás Caputo, el abogado personal de Macri, parte del equipo de Vidal y la propia exgobernadora”.

Rodolfo  Tailhade.

 

“No hay ninguna justificación para que Conte Grand tenga un teléfono encriptado proporcionado por el servicio de inteligencia argentino”, dijo el diputado. La ley de inteligencia no permite tareas de espionaje a personal ajeno al organismo. No podrá eludir esa consulta.

La subcomisión planea cerrar la ronda de citaciones con María Eugenia Vidal, pero antes esperan escuchar a varios de los presentes en esa reunión, aunque todos podrían excusarse de ir, por no tienen relación directa con los servicios de inteligencia.

Dalmau Pereyra prometió la semana pasada aportar las mejores revelaciones, pero pidió un tiempo hasta asesorarse bien con su abogado Eduardo Oderigo.

Su declaración será la más importante, porque hasta ahora ninguno de los testigos que declararon pudieron explicar porqué había tres agentes de inteligencia en esa reunión, en la que también estaba el intendente de La Plata Julio Garro, el senador de esa ciudad Juan Pablo Allan y el ex ministro de Gobierno Roberto Gigante.

Este miércoles, tampoco aportó detalles Emilia Jaime, ex secretaria del entonces presidente del Banco Provincia Juan Curuchet. Su nombre aparecía en un cruce de mails en el que el encargado de reservar el zoom de reuniones del Banco citaba una orden suya a Guillermo Squillari, empleado de línea de la secretaría privada del Banco.

Jaime dijo ante Tailhade y Bazze que nunca supo quienes asistirían a esa reunión, que al parecer era urgente porque obligó a reprogramar otras que había para esos días en la sala principal de Banco.

“Yo sólo trabajaba para Curuchet”, repitió Jaime ante los diputados. Una orden de ese calibre, entienden el oficialismo, sólo podía haber llegado por la entonces gobernadora. Por eso, también será invitada a declarar. Al final.

Lo que te perdiste

POLICIALES

Darío Palma, de 43 años, estaba pescando junto a dos compañeros de trabajo en Luján de Cuyo. Un fuerte viento tumbó su balsa. En...

POLICIALES

Efectivos Policiales de la Dirección General de Drogas Peligrosas y Crimen Organizado, con colaboración del Personal de la Policía Alto Riesgo (P.A.R.), en el...

Provincia

En el flamante microestadio Arena de Juan José Castelli, la vicegobernadora Analía Rach Quiroga junto al intendente Pío Sander participaron este domingo 7, de...

Politica

El jefe de Gobierno porteño pidió “compromiso” por parte del Ejecutivo nacional para enfrentar al narcotráfico