Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sociedad

Cobra $800 para hacer la fila en un centro de testeos y lo criticaron: “Me dicen que agarre la pala”

Sebastián Pujador publicó su número de WhatsApp en Facebook y en dos semanas recibió más de 12 pedidos. “Peor que hacer esto es salir a robar”, dice a TN.

Sebastián Pujador tiene 30 años y recuerda que hace exactamente un mes recibió una noticia inesperada: “Me dijeron que no iban a contar conmigo y de repente me quedé sin trabajo”, le dice a TN.

El joven sanjuanino, padre de un hijo pequeño, buscó sin éxito durante dos semanas la aparición de alguna oferta laboral. “No sabía qué hacer. Y bueno, hablé con dos familiares y surgió la idea de ir a los centros de testeos y ofrecerle a la gente hacer la fila por ellos”, explica.

“Surgió cuando estaba con mi tío justamente en una fila, esperando para que nos hisopen. Empezó como un chiste pero después lo pensé en serio”, continúa.

Pujador vive en la ciudad de San Juan y tiene 30 años (Foto: Sebastián Pujador).
Pujador vive en la ciudad de San Juan y tiene 30 años (Foto: Sebastián Pujador).

$800 por hacer la fila y un mensaje a quienes lo critican

“Hola, buenos días, hago la fila para los hisopados. Cobro $800 por persona. Al que le haga falta que se comunique y al que no que no comente y critique sin saber, ya que hacen comentarios insultando”, reza su publicación en Facebook.

Pujador sostiene que en estas dos semanas fueron entre 12 y 15 las personas que se contactaron a través de WhatsApp para requerir sus servicios. “Al principio no me animaba, me hace mal la mirada de la gente. Me expresan comentarios inadecuados”, cuenta.

Cobra $800 para hacer la fila en un centro de testeos y lo criticaron: “Me dicen que agarre la pala”

En su perfil de Facebook también se observa como producto de la necesidad decidió poner en venta diversas pertenencias, como una moto a $30 mil y un celular “que anda bien, con único detalle que es el que el botón de encendido está roto”, a $5 mil.

“No sé qué le pasa a la gente”

Me dicen que agarre la pala, que me ponga a trabajar, que esto no es un laburo. Que estafo a la gente. Pero me lo comentan por redes sociales, porque frente a frente no tienen el coraje de expresarlo. No sé qué le pasa a la gente”, cuenta Sebastián.

Y agrega: “Yo lo tomo como un trabajo porque hay mucha gente mayor que no puede venir temprano a un hospital o sanatorio y hacer varias horas una fila. Peor que hacer esto es salir a robar”.

“Me tienen que mandar un mensaje la noche anterior o a la mañana bien temprano, indicándome el lugar específico al que necesitan que vaya. Yo me muevo por toda la ciudad, no tengo ningún problema”, sostiene.

Y completa: “Tengo mucha necesidad, mi situación económica no es buena. Aparte estoy con ganas de abrir una verdulería y busco generar algún ahorro para llegar a concretarlo”.

Lo que te perdiste

Municipio

Desde el equipo técnico del gobierno provincial dieron detalles del proyecto de ensanche de la avenida de acceso a la localidad, que permitirá mejor...

MODA

Miranda Lorenzo, “la que mira y anda”, se volvió viral con sus rarísimas combinaciones de ropa.

Provincia

Se espera que a fin de año se puedan adjudicar las obras de circunvalación y accesos en Resistencia y Corrientes -primera etapa- para comenzar...

Sociedad

Con una ejecución del 60%, la obra permitirá aumentar la cantidad de agua que se proveerá a esas dos localidades, como así también aumentará...